Saltar al contenido

Técnicas para olvidar a una persona

Cuando hemos sentido profundamente el amor y debemos dejarlo ir, por la razón que sea, sufrimos bastante. Si estás buscando en estas páginas una manera de superar esos sentimientos de dolor y tristeza, y también de rabia que siempre van juntos, te ayudaremos con algunas Técnicas para olvidar a una persona. Si las sigues, lograrás superar con mayor rapidez y menos dolor tu situación.

Técnicas para olvidar a una persona
La mejor técnica para superar una ruptura es elevar tu autoestima.

Repelar pensamientos y sensaciones pasados

Todo comienza con una decisión. La de superar el dolor y la inmovilidad, esa parálisis que nos mantiene en la mente la idea, una y otra vez de lo que sucedió. ¿Por qué pasó? ¿Qué pude hacer diferente, o mejor? Nos atrapan los pensamientos circulares, una y otra vez volviendo a ese momento en que la relación se terminó de romper y nos dejó con los recuerdos y en soledad.

Es necesario que veas el horizonte, que está lleno de posibilidades y alegrías. No lo vislumbras ahora, pero con un ejercicio voluntario puedes alejar esos pensamientos. Cuando lleguen a ti, aléjalos pensando en otras cosas. En actividades que te interesen, en personas que quieres, en recuerdos con alegría.

Los recuerdos no se graban solos en la mente. Van siempre acompañados de las sensaciones y sentimientos que viviste en ese momento. Por eso es tan difícil olvidarlos, si están asociados a alegrías, excitación, amor. Cobran mucha importancia y valor y no vamos a olvidarlos, pero sí podemos sustituirlos por otros, nuevos que ocupen su lugar. Paulatinamente les vamos quitando importancia y poder al reemplazarlos.

Relajar la mente

También estás sintiendo rabia y enojo. Es parte del proceso pues te sientes decepcionada(o). Hiciste en tu mente y corazón una bella película en la que la relación seguía y progresaba y el amor ocupaba todos los espacios y duraba para siempre.

Sabemos que la vida real no es así, que eso funciona en las películas de Disney pero no en la vida, y sabemos también que muchas otras personas que nos rodean han tenido relaciones y han terminado, y luego han tenido otras. Es el momento de abandonar esos pensamientos, descansar un poco. El tiempo transcurre y está de tu lado, sanando tu herida.

Para que eso ocurra tal vez llores un poco y también tires algún zapato contra la pared, pero al mismo tiempo si aceptas tu pena y entiendes que lo vas a superar abrirás el espacio en tu pensamiento para que entre la luz, te relajes un poco y recuperes la alegría.

Escuchar solamente música alegre

Es como estar en un túnel oscuro. No ves la salida, aunque sabes que está más adelante. Si te encierras en tu cuarto, en tu casa, en tu mente a lamentarte y sufrir no estás logrando dar  ese primer paso hacia la sanación. Ponte alegre, aunque sea porque así lo decidiste. Escucha música que te guste, de la que te hace mover. Primero lo simulamos y el efecto se va a extender y se va a volver real ¡créeme! Que si comienzas con ese pequeño esfuerzo pronto te estarás moviendo en la dirección correcta. La de recuperarte.

Dejar las redes sociales por un tiempo

Necesitas tiempo para sanar y vas a tardar más si todo el tiempo estás siguiendo a esa persona en Facebook, en whatsapp o cualquier otra de las muchas redes sociales que existen. Que la tentación de saber qué hace, come, dónde va o con quién anda es muy grande.

Lo que publicamos generalmente pasa por el filtro de lo que queremos que la gente vea. Te haces daño, amiga o amigo (que para estas cosas del corazón el género no importa) al mantenerte ahí, mirando desde afuera. Es una decisión que te conviene, debes tomar. Sácala(o) de tus contactos y a los amigos que reenvían sus actividades también. Al menos por este tiempo, mientras sanas. Luego lo que tanto te afecta hoy se volverá menos importante, hasta que lo superes, pero ahora necesitas ese espacio libre para que tu pensamiento vaya hacia la superación.

Ver vídeos motivacionales

Te ayudará mucho distraer tu atención. Hay videos disponibles en internet diseñados para ayudar a superar estos procesos de tristeza y dolor. Estos momentos que estás viviendo y que te mantienen hundido (a) y alejada (o) de la esperanza, de la superación.

Elevar tu autoestima

Todo lo positivo que hagas ahora te ayudará especialmente a mejorar la valoración de ti mismo o misma que tienes ahora. Es claro que en este momento te sientes deprimido o deprimida, tu pensamiento está centrado en esa persona que tanto anhelas tener y que en ya no puedes. El sentimiento de pérdida es abrumador, te sientes lastimada(o) y herida(o) y tal vez también culpable.

Para mejorar tu autoestima y recuperar la alegría te sugiero que comiences dando pequeños pasos. Haz un plan, te ayudará mucho. Escríbelo y podrás revisarlo con frecuencia. Cada pequeño logro ¡festéjalo!

Busca a esa amiga o amigo especial y cuéntale cómo te sientes. Al hablar de nuestros sentimientos los colocamos en perspectiva y les quitamos poder de lastimarnos. Es probable que te termines desechando algunos pensamientos tristes, abandonando mucha de la rabia y recuperando parte de tu alegría. Y esa amiga(o) te puede señalar aquellos aspectos que tal vez exageras o mostrarte lo mucho que vales y que no estás considerando ahora. Porque te sientes mal, tu autoestima está en baja, estás deprimida(o) y no ves lo bueno en ti.

Si sientes la necesidad de expresarte con más libertad en un ambiente donde no te juzguen, puedes buscar ayuda más profesional. Existen grupos disponibles en muchos lugares en los que puedes hablar y suelen ser dirigidos por un coach u orientador preparado. Puede ayudar mucho y tiene el beneficio adicional de rodearte de personas que también buscan superarse. Un dolor compartido es mucho más llevadero.

  • Consiéntete

Lo necesitas ahora. Los sacrificios que hiciste para complacer a esa persona que hoy quieres olvidar te llevaron a olvidar tus propios gustos y aficiones, eso que te produce alegría, para dedicarte a él o ella. Si puedes costearlo regálate un día de spa, unos masajes, vapor, una comida rica bien atendido(a).

  • Mírate al espejo

Es el momento perfecto para un cambio en tu cabello, arreglarte la barba o maquillarte (depende, claro). Tal vez estrenar ropa, zapatos, un perfume. Te sentirás mucho mejor, y eso también se nota.

  • Llama a tus amigos y participa en una actividad

Conviene rodearse de personas positivas que nos inspiren y alegren. Puede ser difícil dar el primer paso pero los siguientes serán más fáciles, más sencillos. Y nuevas experiencias generan otras referencias a las que acudir en tus pensamientos. Si tienes otras cosas en que pensar te vas a distraer, cada vez vas a pensar menos en él o ella hasta que su recuerdo se aleje y ya no te produzca tristeza.

  • Sonríe

Sonríe mucho. Cuando lo hacemos logramos dos efectos muy positivos para la autoestima y el alma. Por un lado nos levanta el ánimo; nuestro cerebro no sabe si la sonrisa es verdadera o no, así que nos estamos engañando por nuestro propio bien, y por otra parte nos hacemos más agradables para los demás. Y las personas gustan de acercarse a la gente alegre, contenta, por lo que pronto vas a atraer más energías positivas.

Técnicas para olvidar a una persona
Puntúa tu artículo