Saltar al contenido

Reflexiones para olvidar a una persona

Si quieres olvidar a alguien y lo planteas como un problema, es porque te importa. Profundamente deseas encontrar Reflexiones para olvidar a una persona muy especial. Le amas y ese sentimiento llena todos tus minutos de cada día, y necesitas olvidarle porque ya no está. Porque te lastimó o porque se fue y no va a volver. Es difícil, cuando hemos puesto mucho de nuestros sentimientos en esa persona.

Involucrarse en un amor que no puede ser es una experiencia muy dolorosa y frustrante. Puede suceder en pareja y cuando se rompe la relación no encontramos cómo superarla. También puede pasar con la defunción de un ser querido, y no es tan diferente para el corazón. Para olvidar lo primero es aceptar que esa persona no va a volver a nuestra vida, y que necesitamos pasar la página en este libro de la vida para poder leer la siguiente, y disfrutarla.

Reflexiones para olvidar a una persona
El tiempo es muy valioso para invertir e una persona que no vale la pena.

Esto es muy personal. Por favor, dedica un momento a pensar ¿qué es lo que más extrañas de su compañía? Con honestidad debes analizar este punto pues te facilitará herramientas para enfrentar la despedida y superar el momento.

Es probable que ahora estés sumergido(a) en la tristeza, preguntándote qué podrías haber hecho diferente o mejor que hubiera retenido a esa persona (hombre o mujer) junto a ti. Tal vez te culpas. Y probablemente estés muy enojada(o), llena de ira y alternando este sentimiento con tristeza y lágrimas.

Si te sientes así, con esa confusión y al mismo tiempo sin energías, deseando encerrare y aislarte, imaginando que la situación se arregla, que se reconcilia la pareja y todo vuelve a ser bueno o incluso mejor de lo que fue, créeme. Estás bien. ¿No parece, verdad? Pero es el modo en que vamos aceptando que la relación no puede arreglarse y que vamos a superarla. Es la aceptación que está forjándose en nuestro interior, y ese proceso podemos ayudarlo con algunas decisiones para hacerlo más rápido y con menos dolor.

Una frase que siempre ayuda: La realidad debemos aceptarla, el sufrimiento es opcional. Así que ya ves, puedes optar por sufrir menos. Puedes decidir ser más feliz. Está en ti superar este pensamiento que te hace daño, este recuerdo que te mantiene en el dolor y la apatía y recuperar el disfrute en la vida y la alegría.

  • El tiempo es importante como para perderlo por alguien que no vale la pena

El tiempo es valioso, para invertir en una persona que es parte de una ruptura. Sí no puede acompañarte en los próximos pasos de la vida. Es necesario olvidar si solo quedan recuerdos que puede llegar a impidir ver bien los éxitos, alegrías y logros que te esperan.

No vale tanto sufrimiento y esfuerzo a cambio de nada. Necesitas superarlo y lo has entendido, por eso estás buscando respuestas, ideas y experiencias en estas páginas. Vas por el camino correcto, y lo vas a lograr.

  • ¿En verdad esa persona tiene las virtudes que crees?

Es muy probable que la imagen en tu mente de él o ella sean difíciles de abandonar porque le has hecho un altar. Le ves una cantidad de cualidades maravillosas y piensas que ninguna otra persona podrá ocupar su lugar. Que jamás vas a vivir experiencias como las que viviste con él o ella. No es así, claro, el mundo está lleno de gente valiosa y en la medida que puedas ir abriendo tus opciones y conozcas más personas encontrarás variedad de estilos, personalidades, riquezas individuales que te van a resultar tanto o más interesantes. Por ahora créeme, te aseguro es así, que ni él(ella) es tan perfecto ni te vas a quedar sola porque se haya ido.

  • ¿Sales lo suficiente como para distraerte y conocer más personas?

Y para conocer otras personas tienes que tomar la decisión de abandonar la comodidad que te has creado para vivir tu tristeza y dolor y salir al mundo. No es en tu casa, cuarto o en el fondo de tus pensamientos que está la liberación y la alegría que necesitas.

Al contrario, un primer paso en la dirección correcta puede ser difícil de dar pero te va a acercar a otros. Comienza de a poco para que puedas ir soltándote. Es un buen momento para llamar a tus amigos, compañeros de trabajo o familiares y participar en actividades. La primera vez te costará más y luego será más fácil, hasta que te parezca normal. Y como tu pensamiento va a estar concentrado no vas a estar pensando en lo que te entristece sino en lo nuevo e interesante. Así que estás haciendo lo correcto para olvidar y superar.

  • Es amor u obsesión

Puede que tu pensamiento te lleve una y otra vez a revisar lo sucedido. Que te sientas culpable y te preguntes ¿por qué? ¿qué pude haber hecho diferente? Y te encuentres imaginando un final diferente, feliz, en que exista una reconciliación, un abrazo, felicidad. Y no puedas salir de ese pensamiento repetitivo. Si es así ¡cuidado! Puedes estar obsesionado(a) y no encontrar la salida a ese pensamiento circular.

Puede que te haga bien hablar de ese sentimiento con alguien. Cuando ponemos en palabras un problema le damos una dimensión manejable, lo colocamos en proporciones más reales. Le quitamos poder. Con esa amiga o amigo especial puedes comunicarte y expresarte con honestidad, te ayudará. Y recibirás comentarios y consejos. Si te parece también puedes buscar ayuda profesional en un grupo de apoyo, que hay muchos, o con un terapeuta. Son pasos concretos para superar tu situación y están en la dirección correcta.

  • Examina si estas cumpliendo tus metas o las estas olvidando.

Mi sugerencia es que elabores un plan de acción. Sencillo y concreto, y escríbelo. Así podrás revisarlo con frecuencia y corregir el rumbo si te desvías. Al lograr una meta ¡felicítate! Tu autoestima aumentará. A medida que vas logrando objetivos te sientes mejor y puedes proponerte otros más ambiciosos.

Incluye en tus planes ejercitarte. Si te gusta ir al gimnasio o los deportes en grupo (como soccer, béisbol o basket) es una gran idea. No sólo haces ejercicio y sales de casa, además interactúas con otras personas y conoces gente nueva. O puedes andar en bicicleta y caminar. Al ejercitarnos producimos endorfinas, que nos proporcionan bienestar  y ayudan a dormir mejor.

Y sonríe, sonríe mucho. Tiene un efecto hacia el interior de alegría, que nuestro cerebro no puede distinguir de la verdadera. Así que nos estamos engañando por nuestro propio bien. Y hacia los demás porque una persona sonriente es atractiva y los demás querrán estar cerca de ti. Podrás acercarte a personas que conoces y otras nuevas y alimentarte con sus experiencias, recibir invitaciones, participar en actividades que ahora no tienes. Muy bueno para ti.

Y tómate tu tiempo. No hay un menú escrito en los sentimientos que puedas seguir, todo es a la medida de cada uno. Un pequeño esfuerzo, una pequeña recompensa, una alegría. Anímate a escribir un diario, verás tu progreso cada día y te dará impulso. Sabiendo desde ahora que lo vas a superar, que vas a olvidar o a restarle importancia a este recuerdo hasta que pronto ya no tenga ninguna, y que en algún momento vas a estar otra vez alegre y feliz, con más experiencia y sin amargura. ¡Puedes!.

Reflexiones para olvidar a una persona
4 (80%) 1 vote