Saltar al contenido

Mi mejor amiga se enojó conmigo y no me habla

Una amistad a tu lado, es un apoyo en tus momentos difíciles. Pero a veces por problemas de menor tamaño se llega a perder a alguien que queremos mucho. Cuando estaba en la secundaria mi mejor amiga se enojó conmigo y no me habla hasta el día de hoy. Y hasta ahora la extraño mucho.

Se bienvenido(a), al igual que mi persona, tú también sientes tristeza ahora, este sentimiento que te invade y ocupa tu pensamiento en todo momento desde que tu amiga te dejó de hablar. Tal vez te ignoró en público, dejó de contestar la llamada que le hiciste o el mensaje que enviaste o te dijo bien feo que no le hables más. Bueno, está enojada, eso está claro. Y tú estás ahí sin saber qué hacer porque, este momento es muy importante para dejarlo pasar como si nada.

Mi mejor amiga se enojó conmigo y no me habla
La amistad verdadera, es la que supera todos los obstáculos para estar siempre unidos sin importar el tiempo y los problemas.

¿Cuál fue el problema?

Eso tal vez ni siquiera tú lo sabes. Es más, es posible que ella misma no lo sepa muy bien, solamente que siente que está molesta y que tú eres la causa. Fue una pelea tal vez, o un comentario que le hizo otra persona acerca de ti y que no le gustó, pero el hecho es el mismo.

Sí ahora no te quiere hablar y tú no sabes cómo manejar la situación, espera un tiempo. Primero  tienes que ayudarte a ti misma poniendo serenidad a esta angustia y pensar bien. No es fácil, lo entendemos, pero es necesario. Porque por grave que haya sido el inconveniente tú sabes que la amistad es más grande, más fuerte, más importante y que no hay problema que no pueda resolverse hablando.

Manten la calma

Sí ahora estay muy triste, y tal vez también un enojad0(a), se paciente. De momento ten calma, ella también está en las mismas situaciones. Aunque a ti te parezca injusto que, teniendo ustedes una relación tan especial, por un problema se presente todo estos hechos. A veces una diferencia, un chisme o tal vez un simple malentendido, llega romper la comunicación entre dos amistades grandes. Y ahora están así, por lo cual, cualquier otro malentendido puede empeorar la situación actual.

No pienses mucho en el problema

Si por lo menos te hablara sabrías a qué atenerte, qué explicar o cambiar, pero así no es posible. Sin embargo no solamente puedes pensar en el problema una y otra vez buscándole explicaciones diferentes. Estar así paraliza a cualquiera, pues por no cometer errores, puedes perder la oportunidad de resolver la situación, y también podrías empeorarla mucho más.

Por experiencia, sé que junto con la tristeza suele venir también la irritación. Porque, aunque haya pasado algo que justifique que se enoje, pues tú también estás sintiéndote una víctima aquí, pensando y buscando un modo de arreglar las cosas mientras ella sigue en su actitud. Claro que te molesta verte impotente, aislado(a), teniendo tantas cosas que hablarle y contarle.

Analiza más los hechos antes de  tomar una decisión

Lo mejor, será entender bien lo que pasó antes de tomar decisiones. Lo que sea que haya sucedido entre ustedes, no puedes cambiarlo en este momento, y hasta que pase unos días no deberías de hablarle. Para ir a buscarla y que no te conteste de mala manera, es mejor seguir esperando unos días.

Si claramente deseas resolver este problema, así no te importe el malentendido. Lo mejor como dicen, es “esperar a que el fuego calme” y la situación entre ustedes se enfrié.

Si al contrario, deseas terminar la amistad, deberías pensarlo bien. Ustedes tenían una linda relación de amistad y ese es un nexo, una conexión muy valiosa para que vaya a perderse así.

Busca otras alternativas

Tal vez pudieras buscar consejos en alguien de tu confianza. A algunas personas les va muy bien hablar sus problemas con su mamá o su abuela, es muy probable que les haya sucedido algo similar o que te conozcan tanto que saben lo importante que es tu amiga para ti, y por tanto puedan ayudar con algún comentario acertado.

Tiene la ventaja, también, que al hablar de nuestros problemas les damos mejor forma. A veces vemos que no son tan graves, o les encontramos soluciones que solos no se nos habían ocurrido. Y en todo caso sirve como un desahogo, que puede ser un alivio en este momento.

Quizás si hablas con una amiga que tenga confianza con ella también, podrías contarle como te siente y darle un pequeño mensaje para llevarle. Crear un puente de comunicación para que la presión del momento, del enojo que ella siente pueda canalizarse. Así tu amiga podría descargar un poco de su enojo sin que haya una discusión y eso puede ser bastante positivo.

Intenta solucionar la situación

No puedes quedarte ahí congelado(a), esperando a ver si ella cambia de actitud. Dejar pasar algo de tiempo puede ser una buena idea, pero si es demasiado se distanciarán y la relación tal vez no vuelva a ser igual. Por esa razón no conviene esperar demasiado y hacer un plan, una acción que te pueda llevar

Una buena idea parece buscar un lugar de encuentro. Por ejemplo en una actividad o invitación que haya sido organizada antes del problema entre ustedes. Tú tendrías que ir igual, y ella también, y si se encuentran tal vez puedan hablar aunque sea un poquito. A veces no hacen falta muchas palabras entre dos personas que se conocen tanto como ustedes, un gesto o una sonrisa puede ser suficiente y se entenderán a la perfección.

¿Ultimo recurso?

Sí después de tratar de solucionar el conflicto, ella sigue en la misma actitud, es conveniente preguntarle, sin tapujos ni excusas, cuál es el problema para ella. Tal vez sea distinto su enfoque que el tuyo respecto a lo que sea que pasó, y la hizo enojar y puedas justificarte o explicarte. Aunque no te sientas muy segura y quieras evitar un disgusto en público, puede ser una buena alternativa si ya agotaste cualquier otro recurso, pues para estar en la incertidumbre es mejor saber, así te cause dolor.

Puede pasar también que logren comunicarse y el problema desaparezca o pierda importancia y la relación entre ustedes vuelva a ser como siempre. Debes estar preparado(a), si eso sucede, para que al principio sea un poco incómodo todo porque estuvieron enojadas y distanciadas, pero si la amistad es verdadera y el problema no fue tan grave seguro van a lograr volver a sentirse tan identificadas como antes, como siempre fue.

Supera los momentos más difíciles

También puede pasar que no logres romper esa barrera que se ha instalado entre ustedes, y para eso debes prepararte. Sería un escenario diferente al que estás planteándote ahora, que quieres recuperar la amistad y la confianza, pero puede pasar.

Si ves que no se pueden arreglar las diferencias te va a tocar superarlo, y eso puede ser muy doloroso. La amistad y el amor son tan importantes en el sentimiento y en el corazón, que cuando se pierde deja una profunda herida. Sanar toma tiempo y duele. Se pasa por una etapa de depresión que luego, a medida que otros intereses van ocupando ese espacio que le dimos a la relación se va superando.

Hasta que llega un día en que nos sentimos diferente, pues las experiencias nos hacen madurar y los cambios, al principio tan odiosos que no queremos que sucedan, nos traen muchas satisfacciones. Tantas que la tristeza se va y ya no regresa, como sucede con tantas cosas en la vida. Seguimos adelante y vamos dejando atrás a quienes no nos acompañan, de un modo natural y sin mucha planificación.

Aquellos que fueron muy importantes en nuestra vida en algún momento tiempo después los podemos encontrar sin que los sentimientos se interpongan, ya superados la tristeza, la angustia y el dolor.

Mi mejor amiga se enojó conmigo y no me habla
4.3 (85%) 8 votes