Saltar al contenido

Mi esposo murió y lo extraño

A inicio de este año me encontré con una amiga de secundaria, fue muy agradable el pequeño reencuentro. Fuimos almorzar juntos para hablar de nuestra amistad de años. Hablamos de muchas recuerdos, pero me la noticia final que me sorprendió bastante, fue: “mi esposo murió y lo extraño demasiado”.

Sin lugar a dudas fue muy difícil para ella superar ésta pérdida. En este post, vamos hablar sobre cómo superar este dolor grande.

Enfrentar una pérdida es difícil y mucho más si es irremediable. Cuando una persona que amamos se va para siempre, deja un espacio vacío en nuestro corazón y en nuestra vida que no hay manera de llenar.

Al contrario de lo que debemos hacer ante esta situación, tendemos a quedarnos estancados contemplando esa parte de la vida, esos sentimientos de tristeza y angustia que nos acompañan sin saber cómo enfrentarlos.

¿Cómo enfrentar una perdida que duele demasiado?

Nadie espera recibir una noticia así. Incluso cuando sabemos que la pareja está enferma y probablemente muera, nunca estamos listos para enfrentarlo. Si fue repentino es mucho más difícil.

La pareja está formada por dos personas justamente porque se complementan, y en una relación de esposos el rol de él o ella no puede reemplazarse. Nadie va a ocupar su lugar, ni se espera que eso suceda.

Para lograr superar esta situación, debemos aceptar esta realidad con el tiempo. Pero no solamente se debe esperar a que el tiempo cure las heridas, también debemos enfocarnos en crecer y alimentar nuestras vidas con acciones que alimenten nuestros sueños que queremos cumplir.

https://www.como-superar-una-ruptura.com; Mi esposo murió y lo extraño
Perder a alguien especial, es una situación triste y depresivo, Y la actitud va ser pieza fundamental para superarlo.

10 Consejos que debes seguir al pie de la letra

Saber que tu compañero ya no va estar más a tu lado  genera varios cambios en tu vida. Está claro que nunca nos preparamos para esta situación, ni para convivir con el vacío y la tristeza que queda cuando el ser amado se ha ido.

Sabemos que hay que recuperarse pero, ¿Cómo lograrlo? ¿Cómo conseguir que la depresión que nos rodea se pierda para siempre. Para ayudarte hemos preparado para ti un plan de superación, con 10 pasos

Si los sigues, adecuándolos a tus sentimientos y posibilidades, lograrás estar mejor y enfrentar el porvenir con mejor disposición, para recuperar tu energía y vitalidad y así enfrentar esta pérdida y superarla.

  1. Se consiente de la depresión

La depresión va ser la razón para que te sientas, sin energía ni fuerzas para enfrentar las situaciones de la vida. Luego de una pérdida nos sentimos deprimidos y ese sentimiento nos deja vacíos y sin deseo de enfrentar a la familia, las obligaciones y los compromisos.

Entrar en la depresión, es la razón por la cual ahora te sientes así, sin energía ni proyectos. Debes de romper estos sentimientos, porque hay cosas que hacer, situaciones que enfrentar.

Es necesario ser cocientes de esta situación y salir de esta etapa o más antes posible. Para conseguirlo ocupa tu mente con el trabajo y pensando que tu esposo no quisiera que estés así.

No busques espacios para estar sola. Sabemos que todos en la familia te están mirando, esperando el instante en que manifiestes apertura, para poder ayudarte y consolarte. Esperan que te comportes como siempre pero no es el momento aún, pues estás viviendo el duelo y la tristeza.

  1. Identifica tus miedos y depresiones

Debes buscar pensamientos positivos, que te inspiren y acompañen cuando todo parezca oscuro. Va ser difícil, es un reto grande.

Pero debes identificar las situaciones y los pensamientos negativos que siempre van a ser tóxicos y dañinos. Por ejemplo: “nunca voy superar”, “sin él no quiero seguir”, “mi vida terminó” y un sinfín de ideas similares que te dificultan ver que al final de este triste proceso hay una luz, una esperanza.

Una vez que los identifiques, evítalos o cámbialos por otros pensamientos constructivos. El cambio no va ser difícil, pero si va a tomar tiempo.

Cada vez que logres cambiar en tu mente un sentimiento negativo por una idea de optimismo, de luz, te será más sencillo para la siguiente oportunidad. Es como un entrenamiento, cada paso hacia adelante te facilita el siguiente.

Sabemos que al inicio cuesta, pero puedes lograrlo así, un pensamiento a la vez.

Sabemos que la depresión que se genera al inicio es normal, es parte de aceptar lo irremediable e iniciar el proceso de sanación. Una despedida así causa una herida, profunda y honda, que necesita tiempo para curar. También decisión, o de lo contrario podrías estar mucho tiempo así.

Para evitar que este estado emocional dure más de lo necesario o recomendable debes ser consciente de la situación emocional, de lo que estás viviendo. Estás en depresión y cuesta así identificar lo bueno que queda, a las personas que están contigo.

Esos pensamientos identifícalos y cámbialos por otros. Después de hacer el cambio aplícalos en tu vida. Por ejemplo, si cambias un pensamiento negativo por “hoy voy a luchar por mi familia”, ese día debes hacer que sea diferente, saliendo con tu familia o haciendo otra actividad que te ayude a seguir tu vida con ideas o sueños productivos.

  1. No uses la ira como una forma de olvidar

A veces las personas, usan la ira para solucionar sus dificultades. Como una reacción normal, puede ser que te sientes enojada. Empiezas a sentir molestas con facilidad y remordimiento.

También a cuestionar que tu vida no tenía que ser así, porque hiciste planes y te formaste una idea del futuro que lo incluía a él. Una película mental de felicidad, de logros y alegrías que ya no va a poder volverse realidad.

Es lo más natural y lógico que te sientas así, molesta y enojada porque todos esos sueños no van a cumplirse.

Cuando te sientas así puedes identificar los pensamientos que te ponen molesta. Así podrás sustituirlos por otros positivos, que te impulsen a recuperar tu energía y el control de tu vida.

Ayúdate con algo que te guste, disfruta un dulce, sal a tomar aire, escucha una música que te distraiga y te inspire. Sé consiente de tu respiración y enfócate en escucharla.

Una inspiración honda tras otra, que te oxigene y purifique, te ayudará mucho. Cuando tengas tiempo busca entornos con ambientes naturales.

  1. Conoce el momento más importante para olvidar a alguien

Llega al momento más importante de este proceso, el de aceptar esta ruptura. Éste suceso no va a cambiar por mucho que lo desees, pero  sí puede cambiar tu perspectiva, tu forma de verlo, y eso llegará.

El vacío que ocupó tu pareja puedes llenarlo, de a poco, con amores y recuerdos, con otras vivencias y nuevas alegrías.

Cuando logres aceptar que de tu vida cambió, y que quedan aún muchas otras vivencias por delante, habrás dado el paso clave para empezar a superar la tristeza.

Darás muchos pasos hacia adelante dejando atrás el dolor, y cada uno será más sencillo que el anterior, así que concéntrate en cada uno. Los primero costarán más, claro, pero le vas a tomar el ritmo.

Para llegar a esta superación no te quedes sola en casa. Reúnete con tus amigos y familia, lo cual no implica buscar festejos y salidas de bebidas. Al contrario, deben ser momentos de apego a tus seres queridos y pasar el tiempo con ellos.

Las personas a tu alrededor probablemente te traten con una amabilidad especial, pues saben que estás dolida. Eso está bien, aprovéchalo. No tienes que ser fuerte ahora, permite que te ayuden en lo que puedan.

También se sentirán mejor al apoyarte, los procesos de duelo afectan a todos los involucrados en distintos grados pero tienen algo en común, al compartir la carga pesa menos a cada uno.

  1. Supera el dolor paso a paso

Comienza dando pequeños pasos, así será más fácil. Extrañas a tu esposo porque hacías cosas con él como hablar, visitar a algún familiar, seguir una rutina.

Puedes intentarlo sola aunque te cause dolor, una vez y evalúas cómo te fue. Seguro será mejor que lo que pensaste.

Si estás rodeada de sus cosas, objetos y recuerdos, van a ser anclas que te sujetas a la tristeza, a los pensamientos circulares que no te permiten distracción y te lastiman.

Por esa razón, es buena idea que buses otros ambientes para ello, al menos al más íntimo de tu dormitorio de sus cosas.

Si no quieres perderlas puedes cambiar a otro armario fuera de tu cuarto su ropa y otros objetos personales. También guardar fotografías, recuerdos y otros que te causan dolor.

Al menos por un tiempo, luego podrás revisar todo cuando la pena sea más manejable.

Debes estar consciente de lo que decíamos hace unas líneas. El recuerdo no se irá, es parte de ti, de tu memoria y de tu vida.

Pero dejará de causarte ese dolor que sientes ahora cuando el transcurrir del tiempo y las nuevas vivencias, emociones y experiencias ocupen el espacio en tu mente que ahora está colmado de recuerdos de la vida en común.

El sentimiento se hará más manejable, más amable, se volverá parte de tus historias pero no te invadirá ni paralizará.

  1. Cuida tu aspecto personal

Revisa tu aspecto pensando en cómo te ven los demás. Luego toma cartas en el asunto. Arréglate, renueva el vestuario, y busca rutinas de cuidado personal, te harán sentir mejor.

A todos nos pasa tener momentos de reflexión y eso te dará seguridad en ti misma, confianza. Si puedes costearlo regálate unos días de descanso en algún sitio que te agrade, donde puedas estar atendida y consentirte un poco. Lo mereces, claro, pero además lo necesitas.

Unos masajes, un buen corte de cabello, reposar al sol, algunas buenas comidas sin pensar mucho, te refrescarán.

Acepta algunas invitaciones, al menos comienza con una. Reuniones familiares, algo de trabajo si tienes actividades, una visita al club o al grupo de amigas.

Te puedes sentir algo extraña e incómoda, pero lo superarás rápido y los demás a tu alrededor verán que te esfuerzas y harán lo mismo para apoyarte.

  1. Toma pasos grandes con planes de vida

Necesitas hacer un plan y un proyecto para tu vida. Estás  muy afectada  en este momento, al fallecer tu esposo. Pero tus sueños aún continúan, aunque de un modo diferente y no planificado aún. Por eso, para que puedas encontrar nuevos retos y alegrías te toca hacer un trabajo. También va ser difícil al comienzo y que luego se hará más natural.

Plantéate algunas metas, que no sean muy complicadas y escríbelo. Así podrás revisarlo con frecuencia y ajustarlo, si te desvías. También irás logrando algunas y ese es un momento para que te felicites, para que alimentes tu autoestima, para que veas que sigues teniendo el poder y la fuerza para hacer cosas buenas para ti y los tuyos.

Cada meta lograda puedes sacarla de tu lista y agregar otras, o descartar los planes que van quedando obsoletos o poco prácticos.

No dejes de celebrar en tu corazón cada paso que avances, es la mejor forma de premiar tu progreso. Tu autoestima lo agradecerá, te sentirás más capaz y pronto estarás haciendo cosas que hoy parecen muy difíciles o imposibles.

  1. La actitud es la pieza básica para superar todo

La actitud, va ser la pieza fundamental para que superes esta situación. Si tienes hijos, es seguro que esperan seas un pilar en esta transición, en este momento tan difícil.

Ellos deben recibir el mensaje correcto, que este dolor es de todos incluyendo a su mamá. Que lo extrañas también, así pueden compartir los sentimientos juntos. En familia, es más sencillo y menos doloroso para todos.

Te invito a dar el paso más grande. Si estás leyendo estas líneas es porque estás buscando la fuerza para continuar por el camino, y en realidad está en ti.

Asume el duelo como un tiempo para la tristeza y la despedida, y luego la superación del dolor como un tiempo nuevo. Los cambios traen de la mano la renovación, no para convertirnos en otra persona sino para abrir puertas y ventanas a las emociones, a la aventura de la vida, a los sentimientos más auténticos que atesoramos en lo más profundo del corazón.

  1. Dale al tiempo más tiempo para pasar por todas las etapas de esta ruptura

El más hermoso sentimiento es la gratitud. Es claro que no puedes sentir ahora agradecimiento porque se fue, pero sí porque estuvo contigo. Por el tiempo que compartieron, por los frutos que ese tránsito por la vida dio.

Agradecer purifica el corazón y le da sentido a todo lo que hacemos, porque aún el sufrimiento nos hace crecer, nos conecta con los demás, nos hace sensibles y mejores.

Cuando logres agradecer que fuera parte de tu vida podrás también agradecer el tiempo que vendrá, que traerá sorpresas y alegrías, retos y amor.

En ese rincón del alma donde agradecemos las bendiciones recibidas están las sonrisas necesarias para enfrentar lo desconocido, el porvenir. Es donde podemos atesorar los recuerdos más bonitos, que ya no traerán dolor sino un profundo bienestar, porque vienen del amor.

    10. Cumple tus sueños

El más hermoso sentimiento es la gratitud ante dios y uno mismo. Es claro que no puedes sentir ahora agradecimiento porque tu esposo se fue, pero sí puedes dar las gracias porque estuvo contigo y por el tiempo que compartieron juntos.

Para conseguir tus sueños debes seguir con rutinas que te hagan crecer como una mujer segura. Cuida tu salud con una buena alimentación y con actividades de ejercicios. Salir a trotar en las mañanas o los fines de semana , te puede ayudar bastante.

Cuando te sientas lista para dar esos pequeños pasos, podrás hacerlo. Pronto estarás avanzando firme y fuerte en la recuperación.

No todo será bello, claro, también vendrán dolores,  pero para saberlo hay que salir y exponerse. Y con la actitud correcta, hasta el dolor es bienvenido pues trae consigo las aventuras de la vida.

Mi esposo murió y lo extraño
3.9 (77.78%) 9 votes