Saltar al contenido

Mi esposo me fue infiel y no lo supero

Por privado me enviaron el siguiente mensaje: “mi esposo me fue infiel y no lo supero“. Por esa razón, en este artículo vamos hablar de 5 pasos para superar una infidelidad.

Las relaciones de pareja están basadas en varios pilares, todos igualmente importantes. El amor y el respeto son básicos, y cuando hay una infidelidad se ven tan afectados que resulta muy difícil reconstruirlos.

Las infidelidades pueden suceder por varias causas, y algunas son más sencillas de entender que otras. Pero los sentimientos heridos tardan mucho en curar y lo hacen con gran sufrimiento y con tiempo, pues los ritmos de sanación son tan personales que no existen reglas para esto.

Mi esposo me fue infiel y no lo supero
A veces el hombre elije engañar a su pareja solo por diversión, y no se da cuenta que por esa traición pierde toda una vida por delante, destrozando así a la mujer.

Es difícil aceptar la situación

Tus sentimientos están heridos, eso es natural. Confiaste en que sin importar las circunstancias mantendrían la intimidad entre ustedes y ahora se perdió ese valor tan importante. El primer paso es la aceptación y la base para enfrentar el proceso emocional de pérdida, y como todo proceso tiene etapas. Te acompañaremos a vivirlo paso a paso en estas líneas. De antemano te garantizo que puedes superarlo, pero a tu velocidad y al final saldrás renovada.

La sensación de dolor

Todas las heridas duelen mientras sanan, y  la que te causó es profunda. En este momento probablemente piensas en los pequeños engaños, los compromisos extraños, los cambios de hábitos o de horario que últimamente él hizo para incluir a esa mujer en sus actividades secretas.

También estarás pensando en la otra, si la conoces o no, y cómo pudiste dejar pasar las pistas. No puedo saber si lo descubriste en persona, te lo dijo alguien o él simplemente confesó, pero está claro que no lo esperabas y por eso te cuesta tanto superarlo.

Tal vez él te dijo que estuvo con otra impulsado por tu culpa, por el desinterés o la apatía o la falta de interés que se han demostrado últimamente. Que extrañaba el sexo y el cariño que ya no encontraba en casa y contigo. Eso es injusto y te causa mucha tristeza y amargura.

Las reacciones de ira

Si te sientes ofendida, irrespetada o injustamente culpada es muy entendible que estés muy enojada. No solamente con él, también con la circunstancia. Por los sueños rotos y las ilusiones perdidas, incluyendo la confianza.

Y si otras personas sabían de esta relación por fuera de tu esposo y te enteras ahora también es una razón para la rabia, por sentirte burlada y de nuevo irrespetada.

Es importante que recuerdes en este momento que todo lo que digas o hagas puede tener consecuencias negativas más adelante, que te conviene controlar los impulsos hasta que recuperes la serenidad interior, pues la agresividad verbal o en hechos puede perjudicarte mucho.

Cinco pasos para enfrentar la realidad y recuperar el control de tu vida

Te cuesta superar la infidelidad de tu esposo, pero no puedes dejar que la vida se termine por eso. Cuesta, claro, por eso conviene que comiences con pasos pequeños. Te daremos unos consejos muy simples pero efectivos para que te comiences a mover en dirección a la sanación:

  1. Habla de tus emociones y sentimientos con esa persona especial que sabe escuchar y te conoce bien. Al comunicarnos ganamos control sobre nuestros problemas, les damos forma y proporción. Y si exageramos, pues esa persona puede ayudarnos y darnos sugerencias, o al menos abrazarnos y acompañarnos así sea a llorar.
  2. Sal del encierro, tanto físico como en tu mente. Elije una actividad que te guste y oblígate a dedicarle tiempo. Te distraerá y te va ayudar a salir de la depresión.
  3. Regálate cariño en la forma que prefieras, visitando a un familiar o comprándote algo que te guste mucho. Un dulce, un viaje, el límite lo pones tú y por supuesto tu alcance económico, pero hacerte un regalo que te produzca placer te devolverá algo de alegría, que necesitas mucho ahora.
  4. Cuida tu apariencia, en esta situación es probable que te hayas descuidado un poco. Un arreglo de cabello, uñas y maquillaje. Un vestido nuevo que te guste y si tu presupuesto lo permite un día de masajes, vapor, un ritual de renovación. Te sentirás y verás mejor, y eso siempre levanta el ánimo.
  5. Sonríe. Parece difícil pero tiene un efecto formidable. Sonreír nos produce beneficios inmediatos en el ánimo y transmite a los demás fortaleza y bondad. Si te cuesta mucho prueba de a poquito, hasta que te salga natural. Verás que la diferencia es enorme.

Aceptación, lo más difícil y fácil a la vez

Cuando estés lista llegará, y la podrás recibir con agradecimiento en el corazón. Aceptar que la realidad es que fue infiel es la base para superarlo.

Ten en mente que quien engañó fue él, y para engañarte a ti primero lo hizo con él mismo, tuvo que traicionar sus promesas y justificar de algún modo frente a su conciencia lo que iba a hacer. Luego lo hizo, con todas las consecuencias que ahora está enfrentando. Él fue el primer perjudicado y eso debe ser fácil de aceptar para ti.

Mantén presente que no fue tu culpa, así que no está bien que te trasladen ese peso. Por difíciles que fueran las circunstancias del matrimonio él se salió de la línea, no tú. Por tanto toda la responsabilidad es de él. Bien pudo decir que no y seguir adelante, así que fue su decisión.

Puedes decirte a ti misma que esta es la oportunidad para hacer muchas cosas y vivir muchas experiencias que no podías por estar casada. Que la libertad que enfrentas ahora puede asustar un poco pero tiene un premio muy grande al final que espera por ti, la independencia. Eso si decides terminar la relación, y si tu decisión es luchar por tu matrimonio también depende de ti y por tanto te da un control que no tenías, así que igualmente sales ganando.

Las personas a tu alrededor (hijos, padres, hermanos, amigos) seguramente respetarán tu posición, pues tú fuiste la engañada. Verás una actitud de apoyo y solidaridad una vez que te vean dueña de ti, habiendo superado la rabia y el dolor. Aunque algo de eso siga ahí, aun molestando en tu corazón. Al aceptar el hecho acercarás a todos los que te quieren y han estado esperando una señal de tu parte para acercarse más.

Para superar la infidelidad y seguir adelante

Tienes opciones, y eso es maravilloso. Te sugiero que hagas un plan, nada ambicioso pero escríbelo. Así con cada logro tendrás una oportunidad para celebrar y eso es excelente para la autoestima y podrás agregar nuevas metas o modificar tus acciones en función de lograrlas.

Toma decisiones y luego cúmplelas. Tendrás que enfrentar a tu esposo y decidir si prefieres continuar el matrimonio como estaba, separarse o tal vez seguir juntos pero con nuevas reglas. Éste es tu momento para poner condiciones y lo que más te beneficia es que lo aproveches.

Te esforzaste para superar el dolor y ahora debes protegerte, para evitar que vuelvan a lastimarte. Con el corazón abierto para comprender viene el perdón, pero no hay que apurarlo. Ya te levantaste de la tristeza para no volver a sentir así, por eso necesitas ponerte en primer lugar. Mimarte y cuidarte, para que tu amor propio y autoestima no dependan de cómo te valora tu esposo ni nadie, sino que sea un reflejo de tu felicidad.

 

Mi esposo me fue infiel y no lo supero
4.5 (90%) 2 votes