Saltar al contenido

Los 8 mejores consejos para la depresión amorosa

Debes seguir cuidadosamente Los 8 mejores consejos para la depresión amorosa,  descritas en esta página, ya que estas son las mejores, !disfrútalos!. Cuando una relación de pareja termina hay mucho dolor. Parece que la vida se termina ahí, que no vamos a superar esta angustia, esta tristeza, esta debilidad. Los pensamientos vuelven una y otra vez a los recuerdos que nos lastiman, a los reproches y al momento de la separación. También pensando en lo que pude haber hecho mejor, o las veces que pudiendo haber callado dije algo que nos separó, aquella discusión que nos separó un poco y me hizo enojar tanto.

Y entre los reproches que nos decimos a nosotros mismos y la tristeza que sentimos, se nos pasa el tiempo y estamos ahí, sin fuerzas y sin ganas. Estamos deprimidos, sin saber qué hacer para superar esta situación, sabiendo que así no podemos seguir. Y sabiendo también que otros han pasado por esto, y lo han superado. Para eso preparé una lista de pasos, de consejos para ti, que van a ayudarte a salir de tu estado y a juntar fuerzas para continuar tu vida.

 ocho tips o consejos para la depresión amorosa
La aceptación a la ruptura es la clave para salir de la depresión

Para los pensamientos. Deténlos. Claro que no es fácil, pero si prestas atención a los recuerdos y pensamientos que te inducen a la parálisis, a la tristeza y buscas sustituirlos por otros  seguro lo vas a lograr. Y tendrás menos peso en tu cabeza empujándote hacia abajo, a la cama o al sofá del que seguro no quieres salir ahora. Saca las fotos de tu computador, teléfono y repisa que te regresan en el tiempo a momentos que no van a volver. Deja de torturarte y prepárate, que vamos a superar esta situación.

  • Elimina la ansiedad hacia esa persona

Si cada vez que piensas en él o ella (que estos consejos valen igual para todos) te sientes mal, triste, lleno(a) de ansiedad, busca en ti otros pensamientos que lo sustituyan. También puedes hablar de esto con ese amigo especial que sabe escucharte. O poner música, hacer ejercicio, salir a caminar. Prepárate algo rico o riega las plantas. Si tienes una mascota dedícale un rato. Llama a ese amigo especial o a un familiar. Si te distraes dejas ir las sensaciones molestas de ansiedad, nerviosismo y decaimiento.

  • Acepta la decisión de tu ex

Es muy importante aceptar la realidad. O puedes quedarte imaginando finales felices, como en los cuentos de hadas, en los que él (o ella) regresan y son felices por siempre. Hasta que te hartes. Pero así no vas a superar la depresión. Al contrario, acepta y entiende que las cosas cambiaron, que no van a volver a ser como antes, que él o ella se lo pierde y que tú vas a seguir adelante. Que fue su decisión y que se la coma con papas. Y tú a lo tuyo. Te puede dar mucha rabia, eso lo entiende cualquiera, ganas de patear algo o romper cosas, pegar gritos o dormir tres días  pero no va a cambiar nada. Tú puedes cambiar y aceptar lo que hay y dedicarte a ti, la persona más importante que hay.

  • Acepta la ruptura

Y como aceptas que la decisión ya fue tomada, también puedes aceptar que la relación se terminó y por tanto tú eres libre y dueño(a) de tu destino completamente. Que no hay que consultar decisiones, que puedes ir a donde quieras, a la hora que decidas y con quien te parezca. Que todos los caminos están abiertos y en cuanto recuperes las fuerzas y las ganas vas a recorrerlos como te plaza. Qué bueno ¿verdad? Aceptar que la situación cambió, que tu pareja se fue, y que ahora viene el premio. Porque al entender en tu corazón que comienza una nueva etapa también abres la oportunidad para la serenidad y la paz, para un nuevo amor o para continuar la vida con alegría y sin cargas. Que un día hasta te la puedas encontrar y sin resentimiento y hasta con indiferencia seguir adelante.

  • Vuelve a tus hábitos diarios

Así que hay que volver a la vida. A las rutinas que nos dan seguridad. Al trabajo o los estudios o ambos, o ninguno. Hacia tu vida y, debes contactar a los amigos y a la familia. A las visitas que te gusta hacer, al mal, al gimnasio y a esos lugares que te gustan. Si te preguntan, puedes decirles la verdad o cualquier otra cosa. Total, no necesitas justificarte. Sí necesitas, en cambio, salir del encierro que te impusiste mientras pasabas el mal rato de la separación y la depresión. Puede pasar que te lo(la) encuentres en algún lugar, o a un familiar, su mejor amigo o su agente de seguros. Je! Que no importa, que ya estás listo o lista para enfrentar eso.

  • Aprende de esa experiencia

Que todo lo que vivimos nos enseña algo, y en esto hay un excelente aprendizaje. La próxima vez que te involucres, que decidas entregar tu corazón ¡sé exigente! Ahora vas a vivir un tiempo sin pareja, que te va a devolver la perspectiva de las cosas y te va a permitir disfrutar mucho, sin tener que compartir tanto. Ser un poco egoísta es genial, si se trata de consentir a la persona más importante. Que eres tú. Y al salir a la luz después de todo este encierro sin duda lo vas a disfrutar al máximo.

  • Conviértete en una persona positiva

El mejor aprendizaje. Es hasta contagioso. Si vas buscando lo positivo, lo bueno en cada circunstancia el reflejo que recibas va a ser igual. Bueno y enriquecedor. Pasaste una experiencia dura pero la superaste. Sabías que podías pero no es igual que vivirlo. Y ahora viajas sin peso, libre para tomar decisiones y para crecer en tu interior. Para enfrentar vivencias nuevas, para acertar y también equivocarte, que es parte de la vida. Tropezar y recuperar el paso. Levantarse tras las caídas. Y encontrar cada vez lo que hay de enriquecedor. Que hay mucho de eso en todo.

  • Aprende nuevos hábitos

Tu vida está en tus manos. Es la oportunidad para interesarte en otras cosas. ¿Lo has pensado? Porque tal vez por primera vez estás totalmente al mando. Arte, deportes, música, oficios, estudios, otros trabajos. También hábitos personales como descansar sin estrés, cocinar y comer diferente, vestir distinto. Tomar rutas nuevas, aprender a manejar o hacer algo emocionante que te llene y te produzca placer y alegría.

  • RECOMENDACIÓN FINAL

Al llegar a este punto ya ganaste. Has superado una experiencia muy difícil, de dolor y tristeza, de rabia y desengaño. Y saliste adelante con nuevas energías, con más sabiduría y con nuevas referencias respecto al amor. Cada nueva vivencia va a dejar una imagen fuerte que sustituya las que traes en tu recuerdo y que ya no sirven. Cada hábito fresco que adquieras te va a hacer crecer las alas, para que vueles más fuerte y más lejos.

Los 8 mejores consejos para la depresión amorosa
Puntúa tu artículo