Saltar al contenido

El novio de mi amiga le prohibió hablar conmigo

Las relaciones de amistad son muy importantes, una amiga es justamente la persona con quien tú sueles hablar, les cuentas tus cosas y ella las suyas, comparten los pequeños detalles, los comentarios, los planes, los momentos divertidos y son cómplices de muchas maneras todos los días.  Me ha pasado, y todo termina cuando el novio de mi amiga le prohibió hablar conmigo, desde ese día tuve que elegir mi camino. En este artículo te diré qué camino debes seguir.

Esta es una situación muy difícil pues tú no quieres perjudicar a tu amiga, pero tampoco perder la relación tan especial que tienes con ella. Es muy injusto y eso te da rabia, y claro, también tristeza.

Ella se enamoró y ahora todo cambia

La relación de ustedes tiene más tiempo, eran amigas mucho antes de que ellos se volvieran novios. Claro que ahora para ella él es más importante porque está ilusionada y lo de ustedes dos es más o menos lo mismo siempre.

No es exactamente así, pues en una amistad todos los días son diferentes. Vamos compartiendo lo que va pasando, lo nuevo que acontece, también lo aburrido y lo cotidiano. entre amigas hay una relación de acompañamiento, de compartir todo. Llega a ser más importante que la relación que tenemos con nuestros hermanos, pues es como una hermana pero elegida por una misma, no impuesta.

Poco a poco fue tomando en la vida un lugar muy especial y comparten todos los pensamientos y los planes que hacen. De pronto aparece ese novio y las cosas cambian, los tiempos para dedicarse a compartir se reducen, las llamadas disminuyen, los comentarios toman un solo tema, el noviazgo de ella y sus sentimientos y sus angustias y sus alegrías. La acompañaste en ese proceso porque como es natural comparten todo, y ahora él no quiere que ustedes sigan juntas. Quiere apartarla de ti.

El novio de mi amiga le prohibió hablar conmigo
La amistad es el mejor regalo que la vida nos puede dar, por eso hay que cuidarla y mantenerla.

Y cuál es tu papel ahora

Bueno, no solo les pasa a mujeres que se encuentran con hombres que le controlan hasta que ponerse. También hay amigos que se alejan de sus amistades por sus novias. La realidad es saber aceptar la decisión de tu amigo(a), aunque esta sea una decisión difícil de tomar.

Recuerda, que esta situación no es tu culpa. Si una amistad sin importar sea varón o mujer se aleja de los amigos, es muy probable que sea por una baja autoestima. Si tu amiga se deja manipular y controlar en su vida con su novio, ya es una situación personal. Tal vez puedas hacerle dar cuenta, pero es muy difícil hacer entender a una persona muy enamorada.

Lo que sigue ahora, es tomar tu camino y estar preparado(a) por si tu amiga te necesita. Es difícil aceptar esta instancia, sabiendo que ella se alejó de ti. Pero lo mejor es aceptar la decisión de tu amiga y estar para cuando nos necesiten.

Vale la pena este sentimiento

Lo peor es que, aunque te de mucha rabia, aunque sabes que es muy injusto, en el fondo entiendes que actuar diferente no te va a devolver tu amiga, al contrario, estarías fortaleciendo el argumento del novio, que ustedes tienen que separarse y no hablarse más. Claro, porque estarías haciendo lo contrario de lo que ella te pidió.

Eso seguramente te tiene en un estado emocional muy inestable, entre triste y enojada. Triste porque sientes que la estás perdiendo y las pérdidas duelen mucho, y enojada porque ella no te defendió, no te priorizó, no se puso de tu lado para quedarse con él, que llegó después y que no tiene idea de lo importante que esta relación de las dos.

Te estarás preguntando si vale el sufrimiento una amiga que ha resultado que valora tan poco lo que tienen, y directamente que te valora tan poquito a ti. Te sientes así porque está muy reciente y por eso estás buscando un desahogo en estas páginas, buscando una solución o una explicación a esto que te lastima tanto.

Tristeza y rabia

Los sentimientos más normales cuando enfrentamos una decepción emocional, una pérdida que nos importa mucho, son los de miedo a la soledad y negación. No te asustes, lo que estás sintiendo es normal y pronto lo vas a poder poner en perspectiva. Pero en un momento de honestidad debes decirte que es verdad que duele, que es cierto que esto es importante y que este sentimiento es honesto. Y que lo vas a superar más adelante, pero no ahora.

La tristeza nos aísla, puede que estés experimentando ese deseo de quedarte en casa, en tu cuarto, revisando en tu mente una y otra vez lo sucedido y preguntándote cómo cambiar la situación. Tal vez sintiéndote culpable por querer que ella te hubiera apoyado y disfrutando la idea, sabiendo al mismo tiempo que eso la haría sentirse infeliz y tu mayor deseo es su felicidad.

Los sentimientos contradictorios producen sentimientos de culpa que pueden hacernos sentir sumamente deprimidos, pues no hay forma de resolverlos y quedan ahí, en la tristeza y la parálisis. Parece que no vemos una salida y cualquiera se deprime si está atrapado.

Apoya siempre a tu amiga y sigue tu camino

Una alternativa es confrontarlo a él, decirle todo lo que estás pensando y esperar que cambie de actitud. No parece muy prometedor este camino, pues le estarías dando todo el poder de decidir y lo más probable es que lo aproveche para agrandar la distancia. No se ve como una alternativa ganadora.

Otra opción es arrinconarla y decirle que si te valora tan poco entonces tú tampoco quieres seguir siendo su amiga. Ésta es una opción difícil de tomar pues estaría teñida de rabia, y puede salirte muy mal. Por un lado no la estarías apoyando y por otra parte la pondrías en un situación extremadamente comprometida: si lo elige a él te pierde y si lo hace por ti luego te culpará. No parece una opción buena.

Una tercera opción es simplemente decirle que está bien, que se tome el tiempo necesario y que cuando resuelva su tonto dilema vuelva y te lo diga, que por tu parte no hay rencores, que comprendes y que le deseas lo mejor. Y que estás dispuesta a mantener el contacto, incluso en forma clandestina, hasta que ella se sienta menos presionada.

De esta manera ganas todo, te quedas con la amiga y burlas la prohibición. También dejas atrás el rencor y queda un puente tendido para el futuro. Total, la mayoría de los noviazgos en algún momento terminan y si no lo hacen, se vuelven más flexibles.

Supera poco a poco el desenlace

Lo primero que debes saber es que puedes superarlo, aunque no puedas verlo con claridad en este momento. Sabiendo eso ya tienes claro que es una cuestión de cuándo y cómo. Pero la luz al final del túnel oscuro existe, está ahí y está a tu alcance.

Deja que el tiempo pase para ti, enfócate en seguir con tu camino. Lo mejor viene cuando te concentras en lo que elijes. Aunque veas que estas perdiendo una gran amiga, vas a conocer otras personas más. Para ello debes realizarte con tu vida y luchar. Debes estar preparado para conocer maravillosas personas, pero lo lograrás cuando hayas trabajado contigo mismo(a).

Para superar una pérdida hay que comenzar dando pasos pequeños. Olvidar un poquito la decepción y concentrarse en uno o una misma. Si ahora te revisas verás que estás lleno(a) de aspectos positivos para disfrutar de otras amistades y otras relaciones. Lo pasado quedó atrás y lo que viene va a ser mejor. Lo más probable es que, sí asumes ahora la actitud correcta, termines con nuevas amigas. Y también disfrutaras de una nueva amistad, que hoy está complicada.

El novio de mi amiga le prohibió hablar conmigo
Puntúa tu artículo