Saltar al contenido

¿Cuánto se tarda en superar una ruptura?

Cuando terminamos una bonita relación, a veces nos preguntamos cuanto más va a tardar este sufrimiento. Entonces ¿Cuánto se tarda en superar una ruptura?, es la pregunta que vamos a tratar de responderte en este artículo. Así que evita las distracciones y analiza profundamente este post, el cual te puede ayudar mucho si lo practicas las sugerencias.

Si estás buscando una solución mágica para olvidar un amor, no existe. Debes saberlo, no vamos aquí a darte un mensaje equivocado. Las emociones se graban profundamente en nuestra memoria y cuanto más importante fue la relación más intensamente estarán impresas esas experiencias, que no se graban solas sino acompañadas con los sentimientos que vivimos en cada momento, la alegría o tristeza que sentimos, los lugares en donde los experimentamos y hasta los olores y sabores que los acompañaron.

No es extraño, entonces, que para superar una experiencia fallida de amor queramos tan pronto como ya mismo abandonar todo ese equipaje de recuerdos, emociones, situaciones y enfrentar sin cargas la próxima etapa de la vida. Te vamos a ayudar.

¿Cuánto se tarda en superar una ruptura?
¿Cuánto se tarda en superar una ruptura? Depende del momento que decidas aceptar la separación.

Etapas difíciles

Lo primero es comprender que la relación terminó. Y que ya estás en el camino que te va a llevar a superarla. Eso se decide y así comienza la sanación. Debes entender que estás herida(o) y que ahora viene un proceso, y como tal tiene etapas. Todo empieza con un paso indispensable y difícil de dar, aceptar.

Desorientación

Pero ahora estás lleno o llena de dudas y de pensamientos contradictorios. Por una parte triste, claro, porque enfrentas una pérdida. También sientes rabia, enojo, porque no debió ser así. Te hiciste unas expectativas y esperanzas, un plan que no se va a cumplir.

Penas y tristezas

Cómo no sentir pena al ver que estás solo/a, que esa pareja que te acompañaba ya no está y que te quedaste en soledad. Eso asusta, también. Y paraliza. No se parece en nada al proyecto de vida compartida que hiciste y te sientes frustrada/o. Mucha tristeza que nos llevamos a la cama y al sofá, desganados(as) y débiles, sin energía. Y a ratos enojados, también, que es muy natural cuando las cosas no se dan como queremos.

Resignación

Sabes que tienes que aceptarlo. No lo haces de buen grado, claro. No fue tu decisión ni querías que terminara así. Como no queda otra opción debes resignarte y aceptar, sabiendo que en cuanto superes este estado emocional tan intenso vendrán tiempos mejores, días luminosos y alegres. Es muy importante que te digas que ahora toca resignarte, que no puedes cambiar este hecho, pero que hay un futuro esperándote que va a ser muy bueno.

Qué debes hacer en ese proceso

Ahora vamos a ver las formas para salir rápido de esas etapas:

Reconstrucción

Has reemplazado muchos de tus gustos, preferencias, actividades que te complacen para hacer un espacio a su alegría. Buscando que se sienta contenta(o) y feliz. Es el precio que todos pagamos cuando queremos construir una relación, hacemos espacio en lo que nos gusta para compartir. Es hora de revisar qué queremos realmente hacer, lo que de verdad nos agrada y produce felicidad y volver a eso. También es el mejor momento para desempolvar viejos proyectos o para iniciar actividades nuevas.

Nueva etapa

Se trata de abandonar esa triste comodidad que adoptamos en la depresión y la tristeza. No depresión en su término clínico como la manifestación de falta de energía, de abandonarnos al sentimiento de dolor y angustia. Al temor a enfrentar un tiempo nuevo y dejar atrás lo conocido.

Superar estos sentimientos luce difícil ahora, y no es necesario que te fuerces a hacerlo de un brinco, como si fuera un capricho (que ya habrá quien te diga eso, seguro, porque no entiende). Conviene comenzar dando un pequeño paso que te saque del encierro en que estás, en tu casa, en tu cuarto, en tu sofá y en tu mente.

Comienza con un plan

Escríbelo, así podrás revisarlo y ajustarlo cuando convenga. Cada vez que logres una meta celébralo, necesitas pequeños premios y los mereces. Puedes agregar otros objetivos a medida que vayas logrando los primeros. Llama a tus amistades,  que sepan que estás disponible para actividades y que pueden contar contigo. Tal vez se han alejado un poquito para hacerte espacio, pero seguro te están esperando. Esto también te va a funcionar con tu familia, a la que seguramente descuidaste un poquito últimamente.

Acepta y eleva tu autoestima

Tu autoestima está disminuida ahora, necesita aire nuevo. Es ideal que trabajes tu apariencia, pues si te ves mejor te sentirás mejor. Cualquier profesional te dirá lo mismo. Arregla tu cabello  y tu ropa. Si quieres comprarte cosas, es el mejor momento. Todo el bienestar que puedas proporcionarte también se va a ver hacia afuera, las otras personas te valorarán mejor, y quienes más te conocen van a ver con mucho agrado que te esfuerzas. Te harán buenos comentarios, positivos, que te alimentarán. Es un círculo de bienestar que puedes reforzar y alimentarte de él.

Hacer ejercicios te ayudará mucho, está comprobado. Cuando nos ejercitamos nuestro cuerpo produce endorfinas que nos levantan el ánimo, producen alegría y nos ayudan a dormir mejor. Si te gusta ir al gimnasio, andar en bicicleta o los deportes de grupo ¡adelante! pero hasta caminar un rato te va a ayudar, y mucho. Y de paso respiras otro aire, ves otras personas y te distraes. También te ayudará a pensar en otras cosas, es pura ganancia.

Fin de las etapas y todo queda en un recuerdo

El objetivo tiene que estar muy claro para ti. Estás buscando superar la ruptura y reiniciar tu vida. Por eso estás haciendo estos sacrificios, enfrentando tus pensamientos y sentimientos dolorosos y sanando.

Resignarte a la realidad, aceptar que la relación terminó y enfrentar con la mayor alegría posible el cambio te van a colocar en la mejor situación. Los primeros avances son los más difíciles, pero se van volviendo naturales a medida que avances. Sabes que otros han pasado por situaciones similares, de ruptura y cambio, y las han superado exitosamente. Hasta el punto que ni recuerdan los momentos duros que vivieron.

Tú también lo vas a lograr. Si te cuesta visualizarlo ahora es porque estás muy cercano(a) al hecho, demasiado involucrado(a), demasiado reciente todo. Pero lo vas a lograr. No se trata de olvidar, aunque ese momento llega, sino de seguir viviendo y agregando experiencias, referencias diferentes a las que acudir en tu mente cada día. Cada logro, cada éxito, cada experiencia diferente te acerca a la recuperación y aleja del sufrimiento que experimentas ahora.

El tiempo para olvidar a alguien depende de ti mismo/a

Así que si te preguntas cuánto voy a tardar en superar este sentimiento abrumador, que me ocupa todo el pensamiento y mis sentimientos, la respuesta está dentro de ti. Cuánto vas a esperar para dar el primer paso,  solamente tú puedes decidirlo. Ya hiciste algo muy valioso, buscaste esta página y la leíste. ¡Felicítate! Es un avance en la dirección correcta.

Faltan otros, claro, pero cada uno va a ser más fácil y doloroso a medida que avances y te distancies de la fuente del dolor, de la dolorosa ruptura que pronto ya no será tan dolorosa. Que pronto será una experiencia más en tu baúl de la vida. Que te hará más cuidadoso o cuidadosa al momento de abrir tu corazón.

No permitas que otros te apuren, necesitas vivir esta experiencia un paso a la vez. Tampoco sientas frustración pensando que quieres olvidar ya, superar ya, que no te importe más desde ahora mismo. No, tómalo con calma. Para que la alegría que te espera llegue a ti en forma natural. Llegará, créelo, pero se paciente.

¿Cuánto se tarda en superar una ruptura?
Puntúa tu artículo