Saltar al contenido

Consejos de desamor para hombres

Cuando amamos a una chica con toda nuestra fuerza, pero esa relación termina, al final termina siendo un a experiencia muy doloroso. Lo sé, y no ayuda en realidad que alguien te diga que lo sabe. Tú también lo sabes. Probablemente estás buscando Consejos de desamor para hombres o respuestas a las preguntas más obvias,  y esa es la razón por la que estás leyendo estas líneas. ¿Por qué? ¿Qué faltó? ¿Qué hice mal?

Te torturas, amigo, buscando una razón que no existe. La mayoría de las relaciones de pareja tienen una duración, a veces más larga o menos, pero no suele verse el final de las historias de princesas: y vivieron felices para siempre. Eso es un cuento y la realidad es distinta. Duele y también enoja.

Y en este momento estás probablemente en medio de las dos emociones más fuertes que hay: por un lado triste y deprimido, sin saber cómo seguir. Sin energía ni ganas de reiniciar tu actividad, tu vida, encerrado entre pensamientos que, como un círculo, van y regresan al punto de partida. Y a ratos tan enojado que te invade la ira y las ganas de patear algo, de romper cosas, de pelear con alguien.

Consejos de desamor para hombres
Cambia tu imagen por dentro para superar un desamor

Son las reacciones normales que te llevan a aceptar el hecho. Es doloroso y sin duda. Pero la relación ha terminado y la vida sigue. Nuestros sueños y propósitos debe continuar aunque la alegría que parece haberse esfumado y no quiere volver. La soledad es fea y desagradable. Por esta situación, nos resistimos al cambio y  ala ruptura, aunque por dentro una vocecita tenue pero firme, nos dice que no es el final de nada e insistimos.

Al final de estos o semanas o quizás meses nos espera algo bueno y probablemente mejor. Pero para llegar ahí debemos vivir este proceso de aceptación.

Cinco consejos

Veamos qué podemos hacer para que este proceso no sea tan traumático. Y para que al atravesarlo puedas salir más fuerte, más airoso y más dispuesto a vivir nuevas experiencias, nuevas alegrías y, seguramente, nuevos romances.

  • Déjala que se marche

La aceptación es el primer paso. Ella se fue, pues ¡que se vaya! Y que le vaya bien. Ahora toca que también salga de nuestro corazón. Sácala de tu teléfono, de las redes sociales, quita también a aquellos que son muy cercanos y van a estar replicando sus fotos y actividades. Que no tiene sentido ni gracia estarla sacando de su vida y al mismo tiempo verla en todos lados. Devuelve o bota los regalitos, recuerdos y lo que te la traiga a cada momento. Y deséale bien, que lo vivido no te lo quita nadie y otra mejor vendrá.

  • ¿Se puede olvidarla de manera rápida?

No podemos olvidar y ya, como quien tira una servilleta en una papelera. Lo que hacemos todos es crear nuevos recuerdos y vivencias a los que acudir, de forma tal que los anteriores pierden importancia, relevancia. Es un proceso de crear nuevas referencias. Porque los recuerdos que grabamos en nuestra mente no se conservan solos, van acompañados del sentimiento que vivimos en ese momento. Así que si tenemos memorias de pareja que implicaron mucho disfrute necesitamos otras que ocupen ese lugar.

Para hacerlo ¡diviértete! Je, qué buena receta. Ojalá ir al médico fuera así. Vamos a ver ¿Qué te gusta hacer? Pues hazlo. Con alegría. Solo o en grupo. Tal vez con otra chica. Sin excesos, que no estás buscando otra pareja sino disfrutar la vida.

  • Busca maneras de eliminar los rencores que se crean con la ruptura

Esto es importante. El rencor envenena nuestro corazón sin aportar nada. Y dejarlo ir es tan natural, que te sorprenderás. Es muy probable que ahora estés bastante enojado por la ruptura, pero si tomaste la decisión de dejarla ir, pues que se lleve lo malo. Y tú, amigo lector, quédate con lo bueno. Así no hay forma de seguir molesto. Viviste un experiencia, aprovechaste el momento, tuviste buenos momentos y ahora estás libre otra vez para seguir tu camino. Ganaste. El rencor que se lo lleve ella, si quiere. Y tú a lo tuyo, que es seguir viviendo y disfrutando cada día.

  • Dedícate el tiempo que sea necesario a crecer como persona

Esto es fundamental. Si abandonaste tu propio crecimiento para atenderla a ella, es el mejor momento para volver a mirar hacia ti. Al que vive en el espejo. Que es la persona más importante del mundo ¡Tú! Y vaya que te lo mereces. Que acabas de pasar un momento muy amargo, y te hace falta dedicarte cariño. Como a una planta o una mascota, darte tiempo, caricias, abrazos, alabanzas.

Y cada momento que dediques a ti, a tu crecimiento, vas a estar concentrado en vez de darle al pensamiento que tanto sufrimiento te ha causado. Así que a revisarse: estudios, trabajo, familia, amigos, deportes. Lo que te hace feliz. A cada quien lo suyo, lo que le gusta. Ahora que estás sin novia puede que te hagan muchas invitaciones. ¡Ojo! Que no abuses, que estás vulnerable y hay que cuidarse muchísimo en esta condición. Pero claro, selectivamente, disfruta mucho cada momento que puedas.

  • Mejora tu aspecto físico y tu autoestima

Está demostrado hasta el cansancio. Cuando nos vemos mejor nos sentimos mejor. Y eso tiene un efecto inmediato en nuestra autoestima, en el modo en que nos valoramos. Así que, amigo mío, es el momento de mirarte y tomar decisiones. Cabello, uñas, ropa. Si es nueva, pues mejor. Si tienes un presupuesto que te permita un gusto especial, un spa donde te cuides la piel, unos masajes, vapor pueden dejarte renovado y producirte gran bienestar.

Al dedicarte cariño obtienes una ganancia doble: por un lado te sientes mejor, y por el otro te vas a ver mejor. Y las personas que te encuentres en el camino lo van a percibir inmediatamente. Que no hay aviso más destacado que el que publicita un varón sano, limpio, positivo. Sonríe mucho, que beneficia el alma, aumenta el bienestar y es increíblemente contagioso. A todo el mundo le gusta estar con alguien alegre, sonriente, cargado de energía. Puede ser difícil al principio, pero prueba y te vas a quedar sorprendido del resultado. Tan simple y tan efectivo.

Y hazte un plan. Pequeño y cumplible, si es posible por escrito para que luego puedas revisarlo y felicitarte por los logros o modificar lo que necesario para volver por esa ruta. Que puedas agregarle metas o adaptarlas. Un plan para ser feliz. Deberíamos todos tener uno, donde registremos nuestras prioridades. ¿Qué nos hace felices realmente? Porque no es una relación de pareja, y menos una que ya sabemos no va en dirección alguna. No, verdaderamente felices.

Has un plan de vida no de olvidar a tu ex

Es curioso, cuando se plantea un plan de vida pensamos siempre que donde más contentos nos sentimos es en una fiesta, o jugando un deporte, o con un amigo, o en pareja, o con la familia. Casi siempre son actividades y sentimientos que no necesitan dinero, inversión o lujo. Si tu prioridad es superar el desamor y volver a sentirte feliz mi mejor consejo, amigo, es que le des prioridad a lo verdaderamente importante. Que ella se fue, pues listo. Otra vendrá tal vez. Pero lo que te queda es lo mejor de todo. Quedas tú, con tu experiencia y con tus ganas de superar el mal momento y volver a disfrutar la vida. Por eso estás leyendo estas líneas, y por eso también te digo que estoy seguro que lo vas a lograr. ¡Suerte!

Consejos de desamor para hombres
4 (80%) 3 votes