Saltar al contenido

¿Cómo terminar un matrimonio por infidelidad?

La infidelidad debería de ser un factor imperdonable, porque es una acción egoísta y la demostración clara de la falta de amor hacia la otra persona. En este artículo vamos hablar sobre ?¿cómo terminar un matrimonio por infidelidad?. Aun así la decisión final es de uno mismo.

Una infidelidad en el matrimonio es una de las causas de divorcio más comunes porque es muy difícil de superar. Cuando sucede que uno de los cónyuges ha tenido una aventura extramarital también ha roto el contrato de lealtad y confianza que sustenta una relación.

Divorciarse puede ser una experiencia terrible. Involucra no solamente a la pareja, sino también al entorno familiar y a las personas cercanas. Tiene implicaciones sociales, religiosas y económicas. Y toda esta situación, hay que afrontarlas con serenidad e inteligencia para que las consecuencias sean lo menos dañinas posibles.

¿Cómo terminar un matrimonio por infidelidad?
El divorció no solamente es un proceso legal sino también de sentimientos.

La decisión debe ser firme

Es muy importante que estés decidida, pues las acciones que vas a emprender para divorciarte van a causar dolor y debes saberlo. Es usual que en las familias se mantengan reservados los asuntos que corresponden a la intimidad. Pero al iniciar un proceso  de separación y divorcio se volverán públicas las diferencias, los enojos, las decepciones y por supuesto la infidelidad que llevó a esta decisión.

Todos intentamos mostrar a quienes nos rodean que vivimos bien, contentos, en unidad como familia. Es normal que sea así, pues buscamos la aprobación social y familiar y también un entorno amigable. Las discusiones y peleas que pueden existir en familia suelen hacerse en privado. Una noticia como ésta seguramente va a generar una decepción en aquellos que les conocen como una pareja unida. Algunos intentarán disuadirte, que abras espacios de comunicación para superar la separación y evitar que se haga permanente, por eso tu decisión debe ser firme.

Es mejor que se sepa

Aunque algunas personas puedan considerar que una infidelidad es un problema de pareja superable, y que otros elementos de valor son más importantes y pueden anteponerse para así mantener a la familia unida, tú ya decidiste que no es así.

Efectivamente otras parejas han vivido episodios de infidelidad por uno de sus integrantes y lo han superado. Puede lograrse con paciencia y amor, con arrepentimiento y promesas, con tiempo y dedicación. Si eso es lo que tú quieres también puedes intentarlo, estando consciente que para que una pareja supere un problema así necesita del concurso de ambos.

Pero si tu decisión es firme, es mejor que las personas que te cuestionan conozcan la razón. De todas formas va a saberse. Va ser mucho mejor que te anticipes, no sea que él ofrezca una versión en la que tú seas la culpable. Y a falta de otra información, solo quedarás mal ante los demás.

Buscar una ayuda profesional sobre lo legal

Debes saber que en las leyes de todos los países estipula que los bienes adquiridos en el matrimonio son propiedad de ambos. Y si tienen hijos sus derechos deben protegerse también. Por esas razones necesitas un abogado(a) que te represente y te proteja, pues vas a enfrentar un proceso legal. Llevas una ventaja, y es que la infidelidad es una razón poderosa para solicitar el divorcio.

Te sugiero que busques un representante legal en quien confíes. Un divorcio es como un contrato, que incluye bienes y compromisos financieros a futuro, también involucra a las personas. Si sientes la tentación de descargar tus emociones en tribunales o cortes debes saber que esas no son las instancias adecuadas. Tu abogado puede proveerte del soporte emocional que necesitas mientras logras el mejor trato para ti. Es muy importante, pues lo que acuerden te dará el piso financiero y la libertad que necesitas para rehacer tu vida.

Qué te espera mientras tanto

Es difícil anticiparse, pero por lo general se dan estos escenarios y debes estar preparada:

  • Que él busque reconciliarse, y será tu decisión aceptar esa posibilidad o no. Si te interesa ya no estaríamos hablando de divorcio sino probablemente de un período de prueba, con unas condiciones puestas por tí de antemano. Ya no tendrías que pensar en abogados tanto como prepararte para una comunicación sincera y serena, en la que se hablen los temas fundamentales, y luego hacer un plan de acción entre ambos y esforzarse por cumplirlo.
  • Que él busque reconciliarse y tú no, por lo que la separación será necesaria y probablemente inmediata. Sucede con frecuencia que el cónyuge acepta pero quiere permanecer en la casa con diversas justificaciones como el bienestar de los hijos, la falta de recursos o simple capricho. Es una situación difícil y te hará falta una decisión legal en caso de no poder pactar amigablemente la separación que tú quieres.
  • Otra forma frecuente de distanciarse es que tú decidas mudarte. A menudo la casa de los padres ofrece protección, consuelo y apoyo y buscando esos valores puedes irte y esperar a la separación de bienes y las compensaciones financieras del caso. Para hacer esto bien y evitar salir perdiendo es indispensable que busques asesoría legal.
  • Que él no acepte la separación y la situación se torne desagradable, incluso puede ser peligrosa. En este caso la recomendación es que busques asesoría y protección inmediatamente, hemos conocido muchas situaciones así que terminaron en tragedias. Es lamentable pero sucede que muchas personas, ante el estrés que supone una separación reaccionan agresivamente. Seguramente no son malas, pero éstos son momentos muy tensos cuando no se manejan en la forma correcta, y a veces sucede.

Estás preparada para el siguiente paso

Puedo suponer que al tomar la decisión de divorciarte también estás consciente que estás decidiendo volver a ser soltera. Con o sin hijos, al quedarte sin pareja también estás asumiendo el control total de tu vida. Si lo tomas de manera responsable, después de una infidelidad, va ser muy bueno para tu vida.

Durante tu vida de casado(a) cada decisión los involucra a ambos tanto en la disponibilidad de tiempo, recursos y gustos. Es frecuente que uno de los cónyuges asuma el costo de complacer al otro sacrificando parte de sí. Ahora podrás poner tus necesidades en primer lugar antes que las de ningún otro.

Esto incluye, claro está, disponer de tu tiempo. La sensación de poder sobre uno mismo, es extraordinaria aunque, puede asustar un poco al principio por la falta de práctica. Pero es muy estimulante tener el poder de decidir cuándo, dónde y con quién deseo hacer ciertas actividades. Puede llegar a ser que te produzcan placer o que te sirvan de plataforma para lograr alguno de los objetivos que me has planeado como meta.

El matrimonio, suele ser considerada como una institución social semejante a una prisión. Sucede cuando uno de los esposos consume la iniciativa del otro, y en esto suele salir perdiendo la mujer tanto por su condición de madre como por los prejuicios sociales. Es frecuente que la esposa haya pasado directamente de la casa de los padres, a la condición de casada sin haber experimentado mucho de la vida. Y de ahí a tener hijos, teniendo que atender las pesadas obligaciones que resultan de dedicarse a ser esposa y madre. Incluso teniendo un trabajo, estas obligaciones no cesan.

Cómo superar el dolor en el proceso

Ahora vas a enfrentar un momento muy retador en la vida. Te vas a convertir en la única juez evaluadora de ti misma. En la única responsable de tu felicidad, para lo cual es probable que no te hayas entrenado mucho. Teniendo esto en mente, el proceso de divorcio debería ser más sencillo para ti. Ya que sabes que al final de ese oscuro túnel, te espera la luz de la libertad que te has ganado.

Para lograr superar este dolor, te damos 4 pasos a llevarlos en tu camino:

  1. Acepta el dolor, pero antes debes plantearte claramente que esta situación es por tu bien.
  2. No te quedes solo(a) en casa, sal las veces que puedas en tu tiempo libre. Este punto no implica dedicarse al alcohol, de hecho aléjate de ella. La única razón para beber, es para festejar logros.
  3. Nunca te quedes sin hacer nada. La tristeza y la depresión llega a las personas cuando estas no tienen la mente ocupada.
  4. Date la oportunidad de conocer otra persona que te acompañe en el camino de tu vida. En esta ocasión,evalúa los sentimientos que lleva la otra persona por dentro. Quédate con la persona que te ayuda a levantarte ya  crecer.

 

¿Cómo terminar un matrimonio por infidelidad?
Puntúa tu artículo