Saltar al contenido

¿Cómo superar una relación larga de 5 años sin sufrir y empezar otra?

Aún no sabes ¿Cómo superar una relación larga de 5 años sin sufrir y empezar otra? en este post te voy a enseñar algunos concejos que en lo personal , a mi me ayudado mucho.

Te sientes mal, ya sabrás que es lo normal. Apostaste tanto tiempo a esta relación y ahora te parece que estás solo. No es así, claro. Hay mucha gente alrededor, pero no saben ni entienden lo que estás sintiendo ahora. Será para mejor, tal vez, porque inspirar lástima tampoco es lo ideal. Fueron cinco años de tu vida en esta relación y eso es mucho tiempo. Mucha dedicación, muchos de todo. De ratos de paciencia, de momentos compartidos, de pequeños secretos, de convivencia. Además, es más lindo acordarse de lo bueno y no pensar tanto en lo que causó las separaciones pequeñas que causaron luego la grande, la definitiva.

Y dedicar un momento a contemplar ese tiempo pasado no es malo, al contrario. Pero sufrir en eso no te ayuda y sí te lastima. Así que ¡a levantarse! De ánimo, claro está. Porque después de tanto tiempo de compartir la vida viene ahora una etapa nueva y diferente. ¿Vale copiar lo bueno? Yo creo que sí. Que puede aprovecharse como una gran riqueza la experiencia vivida, y usarla como un trampolín para impulsarse al futuro, un futuro mejor. Más enriquecedor, con otras vivencias, otras experiencias, divertido y un poquito egoísta. Que después de unos años compartiendo, bien te mereces consentirte.

como afrontar una relación larga de 5 años sin sufrir y empezar otra
¿Cómo superar una relación larga de 5 años sin sufrir y empezar otra?

Vamos a contar

Para comenzar esta nueva etapa ¿qué tal un inventario? Contemos las riquezas que traemos en el bolsillo, las que te van a acompañar en esta nueva etapa.

  • ¿Salud? Seguro que sí. Tantas personas progresan en la vida con menos. Tú tienes con qué enfrentar cualquier reto.
  • ¿Experiencia? Emocional sí. De otro modo no hubieras tenido esta relación tan larga. Y valga este punto para que te revises, amigo. Seguro tienes muchas riquezas asociadas a tu saber y a lo que has vivido.
  • ¿Relaciones? Cuentas con familia, amigos, conocidos. Tal vez colaboradores. Sólo tú puedes saber quiénes son los que te rodean, y también aquellos con quien hace tiempo no hablas tanto. Es hora de traer aire nuevo a tu vida.

Con lo que tengas de eso; salud, experiencia y personas alrededor, puedes hacer lo que desees. Pero primero, a desempolvarse. Que hay un mundo ahí, esperando a que salgas de tu burbuja de tristeza y aceptes. Entiende, las cosas cambiaron y la vida sigue. Aprende que hay un montón de posibilidades listas, latiendo, rodeándote, de todas las formas y colores para ti. Sólo falta que aceptes, que digas sí. Que quieras.

Normalmente uno escucha que al final de una relación hay un tiempo de duelo. Se sufre. Es importante enfrentarlo sabiendo que es una etapa. Como en un rally. Se supera y sigue con la aceptación de la realidad. Es la luz al final de ese túnel oscuro y feo de la tristeza y el dolor. Y sabemos que hay luz al final. Así que de nuevo ¡animo! 

A mover el esqueleto

Te cuento que en el mundo hay aproximadamente como 7450 mil millones de personas. Mas o menos, la mitad son entre mujeres y hombres. el resto de esas personas no tienen la edad. La mitad de esa mitad no te convienen. Descartando otro montón por muchas razones, todavía puede que tengas cerca como cien millones interesantes. Así que, después de un descansito, lo que toca es empezar por invitar a una. Las demás, después vemos. Aunque el mundo se ha vuelto bastante interesante y ahora ellas nos invitan a menudo.

6 concejos para recuperar el tiempo perdido

  •  Las abuelas dicen “Bien vestido, bien recibido”. Nada de demostrar que estamos deprimidos. Bien planchados, bien lustrados, bien arreglados.
  • Cortar el tema de la separación. Eso no es para hablarlo por ahí. Pero claro, sí conviene conversarlo con ese amigo que te acompaña. O en el blog.
  • Mucha sonrisa. Atrae a los demás y también levanta el ánimo en uno.
  • Aumenta la dopamina en el organismo. Te da ánimo y alegría. Y te cansa, lo que ayuda a dormir por las noches.
  • Concentración en lo positivo: trabajo, estudio, hobbys. Eso sí que ayuda. Tener la mente enfocada, para distraerla de la separación. Y en algo bueno.
  • Metas nuevas: Que recuperar la soltería viene de la mano con recuperar la libertad. ¿Qué has querido hacer que nos has podido? Es el momento ideal.

Pero ahora estas solo

Y pensando, probablemente, en qué pasó. ¿Qué salió mal?¿En qué me equivoqué? Es difícil salir del pensamiento en círculo, que vuelve una y otra vez al mismo tema. El recuerdo de aquel detalle, ese momento unos días antes de la ruptura que pareció que se podía recuperar todo. El último beso. Y la imaginación tiende a volar, a traer ideas de reconciliación, de qué poder hacer. También rabia, ira, enojo. Sin poder descargarlo. Atragantado. Y sabiendo que hay que superar la situación, el momento. Y continuar. Nada fácil, si te empeñas en quedarte ahí.

Y cuídate, amigo, de los sentimientos de culpa. Eso no ayuda a nadie. Ciertamente no va a  ayudarte. Pensar que tal o cual momento malo fue por mi culpa no va a arreglarlo, no va a cambiar las cosas. Y pensar que la relación se acabó por tu culpa, incapacidad, errores, o cualquier otra causa tuya es igual. Ni cambia las cosas ni ayuda.

No te conviene

Si vas a volver al ruedo, primero asegúrate de estar listo. Que no te conviene salir a la calle a tirarte todo lo que se mueva, hasta una escoba con falda. Puede parecer bueno, una reivindicación, una demostración de hombría y poder, pero al final seguramente no encuentres consuelo en eso y además impliques a otra mujer, que no es parte de tu proceso de recuperación de ruptura. Y tal vez la lastimes. No es de buena persona.

Olvidarte de ella implica también borrarla en las comunicaciones: nada de revisar su Facebook; sácala de tu lista de amigos. Y a sus mejores amigas y amigos también, o te seguirán llegando cosas, fotos, mensajes. Del teléfono y todas las aplicaciones asociadas. En tu casa, computador, cartera, escritorio o donde sea ¡quita las fotos de ella!

Si te tienta tomar unos tragos ¡cuidado! Que puedes terminar sintiéndote mucho peor, y además hacer alguna tontería con consecuencias graves. Y lo más importante aquí es que superes este momento, para que puedas continuar con tu vida. Dicen que el momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer. Si te sientes así tienes que cuidarte el doble.

Volviendo al ruedo

Y aunque no te sientas listo, da unos pasos. Yo lo hice, de a poquito. Hay actividades que pueden hacerse y disfrutarse solo. Así también se crean nuevas referencias, nuevos recuerdos, nuevas fotos en la mente a las que acudir para recordar momentos agradables. Alrededor de lo que te guste hacer. Como hay gente en todas partes, seguro alguno te resulte bien y comiences a conversar y compartir hechos y eventos nuevos. Porque para superar de verdad, desde el fondo del alma, una relación en la que comprometimos el corazón y los sentimientos, es indispensable crear una nueva referencia, unos nuevos lugares, unos nuevos momentos que, a su vez, generen nuevos recuerdos a los que acudir. Nuevos conocidos, y quizás, con el tiempo adecuado, nuevos amores.

Y claro, esto no va a suceder en dos días. Cada realidad es diferente, pero estoy seguro que es igual en algo: que se supera, y que al final nos espera lo mejor.

 

¿Cómo superar una relación larga de 5 años sin sufrir y empezar otra?
5 (100%) 1 vote