Saltar al contenido

¿Cómo olvidar a una mujer que no te ama?

Para todos es difícil superar los fuertes sentimientos del amor y el desengaño. Si te entusiasmaste por una mujer que no te corresponde te estás haciendo daño, lastimándote sin razón alguna, pues los sentimientos no se imponen ni obedecen órdenes o reglas. ¿Cómo olvidar a una mujer que no te ama? Puedes lograrlo, que en el mundo hay muchas mujeres y la vida es una sola. Imposible vivirla y disfrutarla encajonado en una idea fija, que nuestra vida no va a cambiar.

Claro que no es tan fácil como decirlo. Que genera frustración y rabia. Quizás en este momento estás pensando, una y otra vez, en lo que te esforzaste. Preguntándote ¿qué hice mal? ¿es mi culpa que no me quiera? ¿no soy suficiente, no soy bueno? La realidad es que no hay respuesta a esas preguntas, simplemente la vida es así y los sentimientos no pueden imponerse.

¿Cómo olvidar a una mujer que no te ama?
Para olvidar a una persona que amas, primero debes encontrarte a ti mismo

Toca ahora sacudirse esos pensamientos, salir del rincón, dejar la rabia y la tristeza y seguir adelante. Dentro de ti sabes que este sentimiento no va a durar para siempre, otros se han separado, divorciado, tal vez a ti mismo te pasó antes. Aquí te dejo unos pasos básicos para lograrlo con más facilidad y dejar el sufrimiento, en los mejores términos. Y para que estés listo para lo bueno que está por venir.

No insistas en la relación: las mujeres lo odian

Y no vas a lograr que cambie el sentimiento. Cuando mucho podrás imponer tu presencia por un tiempo, en determinadas circunstancias. Con gran incomodidad, por cierto. Y que se aproveche de ti y de tu buena voluntad, pero no te va a respetar. Cuando una relación no funciona lo mejor es dejarla así, con dignidad.

Si estás obligado a verla (porque trabaja contigo, por ejemplo) háblale como a cualquier otro. Un gran favor te haces, pues aunque te cueste las primeras veces luego se hará normal. Y te respetará. De paso las otras personas alrededor van a verte tranquilo, tus opciones seguirán abiertas y si hay tensiones, desaparecerán. Pura ganancia.

No la llames ni le mandes mensajes

De hecho, da un paso más. Elimínala de tus contactos y redes sociales. Bien difícil superar esta situación si estás viendo lo que come, a dónde sale o con quién anda. En todo caso, recuerda que las personas publican las circunstancias que les gustan. Que eligen las fotos donde se ven mejor. Nadie hace publicidad de los momentos feos.

Y si ella te llama responde (es tu decisión, no estás obligado) sin ansiedad y trata de cortar lo antes posible. Si te pide favores evita comprometerte. Ya sabes que no te va a acompañar a donde tú quieres, así que ¿para qué perder tiempo? Además, mantenerte cerca te limita, ocupa tu tiempo y te causa angustia, tristeza y también molestia. No hay por qué sufrir.

No guardes nada de recuerdos de ella

Las cosas que haya dejado en tu casa, auto u oficina sácalas. Si son muchas y quieres devolverlas lo mejor es pedirle ese favor a algún amigo, así evitas una desagradable conversación. O tira todo a la basura. Hasta una fogata puede ser válida, catártica. Para despedir el sentimiento y que se vaya para siempre. Fotos, ropa, regalos, cualquier recuerdo que te mantenga pegado al sentimiento.

Si en tu ambiente de trabajo, tu grupo de amigos o en familia te preguntan mucho por ella puedes decirle que no hay nada, y cortésmente (para no agregarle importancia) pedir que no te la recuerden más. Eso te facilitará las cosas y te evitará dar explicaciones.

No te quedes solo en casa

Al contrario, que las emociones buenas, nuevas que necesitas ahora más que nunca no están en tu sofá, tu cocina ni en tu cuarto. Busca a tus amigos, conoce lugares nuevos, diviértete, que bien lo mereces. Y a esos lugares que ibas con ella lo mejor es no volver por ahora, para despejar la memoria.

Es probable que te sientas sin energía para salir y prefieras quedarte en casa comiendo pizza y viendo tele, o durmiendo de más, pero esa comodidad en realidad es evasión y no aporta nada, al contrario, te mantiene en tus pensamientos negativos. Aunque te cueste un poco te sorprenderás del resultado. Llama a esos amigos que hace tiempo no contactas, visita a tu familia (seguro la has descuidado un poco), ocúpate de esas cosas que te esperan y de las que te gustan. Y así refrescas tus pensamientos y te entretienes.

Busca más tiempo para ti

Eso es fundamental. Es probable que hayas sacrificado tus propios gustos y necesidades para complacerla a ella, buscando su aprobación. Ahora todo tu tiempo vuelve a ser tuyo y es hora de consentirte al máximo. Si te olvidaste de lo genial que es estar soltero te lo recuerdo: dispones de tu tiempo para ti, sin compromisos. Puedes hacer lo que gustes, prefieras, lo que te venga en gana.

Usar todo tu dinero en ti. Incluso podrías tener alguna conquista nueva, y si te inspira poco pues luego a la siguiente. Alguna aventura, que no viene mal ¿verdad? Eso sí, con honestidad, para no lastimar los sentimientos de otra chica. Total, no hay compromisos.  Tener actividades que ocupen todo tu tiempo hace imposible que le dediques mucho a recordar la pena que estás sintiendo ahora. Al contrario, todo lo que te guste, te entretenga, te divierta es buenísimo en este momento.

Has ejercicio. Aunque sea ligero, como caminar. Pero si te gustan los deportes, andar en bicicleta o ir al gimnasio aprovecha la oportunidad. Cuando hacemos ejercicio nuestro cuerpo segrega hormonas que nos producen bienestar, nos alegran y mejoran el sueño. Y en el proceso es probable que hagas contacto con otras personas positivas, que se cuidan y se sienten bien. Tal vez muchachas que te gusten. ¡Ponte en acción!

Busca tu enfoque en la vida

Si ahora te parece que estás viendo la vida como a través de un vidrio borroso al retomar el control se va a aclarar. Tus pensamientos van a volver a estar limpios, fuera de los nubarrones del pesimismo. Y la alegría va a regresar, eso es seguro. Hay muchísimas mujeres en el mundo y porque ésta no te hizo caso, no te correspondió, no va a pasar nada.

Da el primer paso de aceptar que puede pasar, que hiciste lo mejor que supiste y que la próxima vez te va a ir mejor. Cuando se despejen la rabia y la tristeza puedes evaluar lo que pasó y aprender para la próxima, de modo que te vaya mejor.

Pero sabiendo también que tu valor no lo determina que las otras personas te quieran o valoren. Tú eres valioso, único, irrepetible, especial. Quien te quiera será porque te acepta. Como no hay apuro ahora puedes concentrarte en ti mismo, retornar a tus aficiones y hobbies, hacer ejercicio, cuidar tu apariencia, darte gustos.

Conocer muchas personas y ser selectivo al elegir la próxima que te interese, cuando te sientas listo para abrir tu corazón y tus sentimientos. Y manejar la próxima  relación en mejores términos, pues ya tienes esta experiencia y aprendiste cómo hacerlo mejor. Recuerda siempre que la realidad está ahí pero el sufrimiento es opcional. Así que decide disfrutar en vez de sufrir.

¿Cómo olvidar a una mujer que no te ama?
1 (20%) 1 vote