Saltar al contenido

¿Cómo hacer para olvidar un amor imposible?

¿Cómo hacer para olvidar un amor imposible?, es una pregunta que me hice cuando estaba en el primer año de la carrera. A veces no logramos darnos cuenta del tiempo que perdemos cuando estamos en esta situación. Es fuerte lo que dije, si. Pero si analizas varios puntos tratados en este post pensaras igual que mi persona.

Involucrarse en un amor que no puede ser, aun sabiéndolo, puede ser una experiencia muy dolorosa, terrible. Es muy frustrante. Puede suceder con un profesor o profesora, el novio o esposo(a) de otra persona. Con un artista de cine o cantante, también. Alguien fuera del alcance, no importa lo que hagamos o intentemos. Que nos gusta tanto que seguimos su vida en todas las instancias, compramos entradas a sus espectáculos y los perseguimos en los hoteles al saber que pueden estar ahí. Que nos quedamos viendo sin poder participar, sin poder compartir este sentimiento que nos está ahogando.

¿Cómo hacer para olvidar un amor imposible?
Un amor imposible puede ser fácil de olvidar sí piensas mas en ti

Desengancharse de un sentimiento así es necesario. Lo único garantizado es que vas a lastimarte y a sufrir, pues no es posible que el amor florezca en el otro(a) como lo sientes tú.  Lo más probable es que ni siquiera puedas decírselo, nunca. ¿Cómo podría ese sentimiento evolucionar en una relación? No puede ser.

Reflexión: el amor es de dos, no de uno

Pues no se puede amar solo. Ese es un sentimiento que requiere  dos personas, y que sea mutuo. Que el cariño, el reconocimiento, el apoyo, sea brindado y recibido en pareja. Que puedan acompañarse y disfrutar por entero del otro. Cuando un amor imposible ocupa en la mente y el sentimiento a alguien, lo hace solo. No puede compartirlo. Por eso, en realidad no es amor sino una ilusión,  como tal está destinada a causar tristeza y frustración.

Aléjate y olvida un sueño que no puedes seguir

Pero para ti, que estás leyendo estas líneas buscando un alivio al dolor que te inunda, esto es real. Puedes verlo, seguramente, como un amor. Sientes admiración, disfrutas sabiendo su existencia, tratas de acercarte a donde él o ella está. Es una obsesión, quieres acercarte, piensas en él o ella todo el tiempo, hiciste símbolos y buscaste fotos.

También haces películas en tu mente. Si fueran diferentes las cosas, si pudiera hablarle en privado cómo sería, y yo que haría, y qué me respondería y cómo haríamos. Debes superarlo, esta situación imposible está llenando tu vida de tristeza, frustración y rabia. Una gran decepción, pues no es posible que logres llevar tu sueño a la realidad.

Y cuanto más tardes en superarlo más vas  a perder de la vida, de la realidad. Que no está ahí, en ese pensamiento circular, obsesivo, que te hace amar a quien no puede corresponderte ni amarte. Pero  que te impide disfrutar el momento. El pasado ya se fue, y el presente es una ilusión. Solamente tenemos este instante y para ser felices hay que dedicarlo a aquello que nos realiza, que nos hace crecer como persona, que nos define.

Elimina todos los vínculos

Lo primero es eliminar a esa persona de tu cotidianidad. Es muy importante, para así abrir un espacio en el que puedas pensar con claridad y tomar las decisiones necesarias para superar este sentimiento. Si guardas fotos, grabaciones, videos. Recuerdos de cualquier tipo que reavivan, dan aliento a tu esperanza, debes sacarlos de tu ambiente.

Los contactos que tengas en redes sociales también. Bórralos de tu teléfono y computador. Elimina los enlaces y grupos en donde aparezca. Si tienes amigas(os) que comparten esta obsesión conviene que te alejes, al menos por un tiempo. Estás creando tu espacio.

Acepta el amor imposible

Y como todo proceso para aceptar una pérdida, aunque sea muy doloroso debes aceptar que no es posible. Que no puede ser y que nunca lo será. En realidad, en algún rinconcito de tu mente suena una pequeña voz que te lo dice. Seguro que otras personas ya te lo han dicho también, pero te pusiste a la defensiva y no quisiste oírlos.

Ahora sí hay que atender esas voces que te alertan, te dicen que estás perdiendo tu vida y que este pensamiento permanente y este sentimiento tan fuerte no debe seguir estando allí. Que necesitas ese espacio para otros intereses, gustos, amores que te permitan avanzar y volver a disfrutar de la vida y de lo que ésta ofrece.

Aceptar es una decisión. No es fácil  hacerlo porque implica moverse. Cambiar hábitos, levantarse, sacudirse y enfrentar caminos nuevos. Cambiar es difícil, cuesta. Parece más fácil seguir así, con el escudo de los hábitos en alto, con la comodidad de permanecer en ese lugar que hicimos en la mente y al que ya nos acostumbramos. Pero hay un gran premio esperando por tu esfuerzo y, cuanto antes lo hagas, antes lo vas a disfrutar. Es el premio de toda tu vida para ti. Genial ¿verdad? Así que comienza ya.

Comparte la experiencia con tu mejor amigo/a

Conversar con esa amiga o amigo especial puede ayudar mucho. Al expresar los sentimientos les quitamos poder, los hacemos manejables. Llora si quieres, puede aliviarte. Poner en palabras ese dolor también les da perspectiva y es probable que tú misma(o) veas que exageraste, o que apostaste muy fuerte a un sentimiento que no se hará realidad. Que no es posible.

Y lo que tú no puedas ver, tu amiga(o) tal vez te lo muestre. Ahora estás mirando todo a través de un vidrio manchado, nublado por tus sentimientos, y puede que lo más evidente no logres verlo con claridad. Tu amiga(o) puede ayudarte con eso y con su buena intención. Quizás también darte el consuelo y el abrazo que tanto necesitas. Y el apoyo para el importante paso que estás a punto de dar.

Si el problema es demasiado fuerte, busca ayuda profesional

Pero si sigues estancado(a) y no consigues superarlo, puedes buscar más ayuda. Un coach o un psicólogo. O tal vez un grupo de apoyo. Los hay en todas las ciudades y puedes buscarlos por internet o en sitios comunitarios. Muchos incluso son gratuitos.

Un profesional que conozca tu padecer y pueda devolverte la perspectiva y convertirse en un apoyo para ti, mientras vas reiniciando tu vida puede ser de gran ayuda. Los primeros pasos son los más difíciles, y  a medida que los vas dando recuperarás la confianza y la alegría y todo será más fácil.

Tres consejos para olvidar ese amor y seguir con tu vida

  1. Has un plan y escríbelo.

Así podrás revisarlo con frecuencia y felicitarte cada vez que logres un objetivo. Podrás también agregar metas nuevas y verificar que vas en la dirección correcta, o aplicar algún pequeño correctivo si hace falta. Es muy valioso sentir que puedes lograr metas y objetivos, y mereces un reconocimiento. Esto también aumentará tu auto estima.

  1. Sal de tu comodidad.

Contacta a tus amigas y amigos, vete de fiesta o a pasear. Coquetea un poco, verás que sigues teniendo atractivo. Conoce gente nueva y saca esa simpatía que tienes a flote. Vas a sentirte muy bien y eso te ayudará. Y tu mente estará ocupada en pensamientos agradables y diferentes. Te vas a sentir contenta(o) y también mejora la auto estima.

  1. Cuida tu imagen.

No tiene que ser mucho, puedes salir a trotar o solo ir a caminar con horario y por rutas nuevas. Si te gusta ir al gimnasio, andar en bicicleta, nadar o cualquier otra actividad, hazlo. Te sentirás mejor, compartirás en nuevos ambientes y al llegar la noche vas a estar cansada(o) y podrás dormir mejor. Al ejercitarnos el cuerpo produce endorfinas, las hormonas de la felicidad. ¡Aprovéchalo!

¿Cómo hacer para olvidar un amor imposible?
Puntúa tu artículo