Saltar al contenido

¿Cómo hacer para olvidar al amor de tu vida?

Si en este momento te estas haciendo la interrogante ¿Cómo hacer para olvidar al amor de tu vida?, se bienvenido a esta página, aquí vas a encontrar varios puntos para responder esa pregunta.

Cuando amamos parece que es todo lo que hay en la vida. Lo experimentado antes era solamente una preparación para este sentimiento. Suele parecer que no hay otro igual. Y que nunca lo vamos a superar, no importa el tiempo ni las dificultades.

No es así, claro. Y en algún lugar de nuestra mente lo sabemos, pero el corazón manda en este momento y nos está diciendo todo el tiempo que no habrá un amor igual. Que nadie me entiende porque no puede haber vivido esta inmensidad de sentimiento que todo lo ocupa, lo invade, que es lo único que importa.

¿Cómo hacer para olvidar al amor de tu vida?
Para olvidar un amor primero debes aceptar la separación

¿Por qué termino la relación?

La relación terminó, y ahora estás allí, amiga o amigo (que para el amor el género es igual y el dolor llega a ser similar) revisando qué salió mal y cómo podrías arreglarlo. Es probable que te estés culpando y preguntándote ¿por qué se terminó? ¿qué hice mal? Y también puede que estés haciéndote en la mente una película en la que se reencuentran, se perdonan y se reconcilian. Vano intento.

Esas preguntas no tienen respuesta, querida(o) lector. Es simplemente que las separaciones suceden en la vida. También lo sabes, pues hay personas separadas a tu alrededor y otras que vivieron divorcios, peleas, rupturas y luego conocieron nuevas parejas, otros compañeros. Seguramente también sufrieron y también lograron superarlo y continuar, que es lo que tú necesitas hacer y por eso buscaste estas líneas y las estás leyendo ahora.

Para superar una ruptura debes verla como un proceso. A medida que lo vayas transitando, etapa por etapa, te vas a sentir mejor, más dueño(a) de tu vida y tu destino y la sombra oscura que ahora te acompaña desaparecerá. Buscas olvidar este amor y este dolor, pero eso no es posible ni deseable. Lo que va a suceder es que paulatinamente va a perder importancia, de modo que te quede el recuerdo y también el aprendizaje, la experiencia. Sin el dolor.

Primero pon un límite a los medios de comunicación entre los dos

Hay que avanzar y para lograrlo necesitas quitarte lastre. Peso que te retiene. Si él o ella insiste en llamarte o contactarte, pedirte favor, con firmeza niégate. No necesitas justificarte, simplemente di no. Te respetará. Puede ser difícil la primera vez pero luego vas a disfrutarlo. Y a medida que hagas respetar tu espacio los demás también lo harán, eso te va a producir mucho bienestar y es excelente para tu auto estima.

Sácalo(a) de tu teléfono, redes sociales y actividades. Si comparte mucho en tu grupo de amistades es mejor que por ahora cambies de actividades, para no encontrártela(o) tanto. Si algún otra de tus amistades reenvía muchas imágenes o actividades, restríngelo también. Es claro que la gente publica sólo lo que quiere que vean los demás y se etiqueta en las fotos donde sale mejor. Si te pasas el día viendo lo que él o ella come, lo que hace y con quién anda no vas a poder despegarte.

No te quedes con ningún recuerdo

Los recuerdos, fotos, videos, objetos que haya dejado en tu casa, auto u oficina tíralos a la basura. Si alguno es importante y te parece que deberías devolverlo, dáselo a algún amigo que te haga el favor; ya no te involucres. Si tal camisa o chaqueta te la recuerda mucho no te la pongas. O mejor, tírala o regálala. O guárdala donde no la veas, una caja o en la casa de tu mamá. Y a otra cosa, que lo que espera es lo más valioso de todo. Tu vida.

Deja a un lado los sentimientos y aléjate de quien no te valoró

Suele pasar que cuando una relación termina nos sentimos culpables. Por lo que hicimos y por lo que pudimos haber hecho. Déjalo, no te va a ayudar. El hecho cierto es que tu pareja no te dio el valor que tienes, no correspondió a tus sentimientos. Lo más elemental es alejarte de quien te hace daño y decirte, fuerte y claro, que este momento pasará y que otra (u otro) ocupará ese lugar especial y privilegiado en tu corazón.

Y ya que viviste esta experiencia y aprendiste a valorarte mucho más, también te va a ayudar cuando decidas volver a arriesgarte y confiar tus sentimientos a otra persona a ser más cautelosa(o), a arriesgar menos y a cuidar mucho tu corazón. Si tu autoestima está en baja, al cuidarte aumentará. Es lo lógico, pues tú eres muy valiosa(o) y en este momento estás triste y no lo puedes ver bien.

El dolor pasará, sólo necesitas más tiempo para aceptar

En el fondo lo sabes. Que este dolor va a pasar y que te vas a recuperar. Es un sentimiento importante ahora y estás sufriendo, necesitas tiempo. Se hará más largo si te apoltronas en un rincón y te dedicas a recordar y a lamentarte o puedes ayudar al proceso poniéndote en acción. Con cuidado, pues todavía estás frágil. Salir con amigos, conocer otras personas, volver a tus intereses.

Trata de hablar con alguien de tu confianza, cuando expresamos nuestros sentimientos con frecuencia vemos que no son tan importantes. Recuperamos el control sobre ellos y los hacemos más manejables. Y si ese confidente nos puede ayudar con sus palabras, pues mejor aun.

Consiéntete un poco. Estás saliendo de un dolor y todo lo que ayude a tu autoestima será bueno. Cuida tu aspecto, arréglate. Regálate momentos de disfrute y relajación. Unos masajes, paseos, ropa nueva o un nuevo corte o cambio personal mas completo. Arréglate la barba o ponte maquillaje (depende, claro). Si te alejaste de tu familia, vuelve a acercarte. Ahí es donde siempre te van a querer y apoyar.

Aprende de esta relación

Este amor te ha dejado herido, y hasta que las heridas sanan duele. Luego dejan una cicatriz, que es la prueba de haber superado el dolor. Que te sirva para aprender, y en la próxima oportunidad que el amor llegue tendrás más cuidado al arriesgarte. Ahora sabes más, podrás vivirlo mejor.

Busca pasatiempos sanos para despejar la mente

¿Qué te gusta hacer? Ayuda mucho el ejercicio, así sea leve. Caminar nos saca de casa y distrae. Libera nuestra mente y el cuerpo genera endorfinas, hormonas que producen bienestar, levantan el ánimo y ayudan a dormir mejor. Un pasatiempo también, donde te sientas alegre. Cambiar de actividad genera nuevas referencias, y al volver a ellas en nuestra mente repetimos el disfrute y dejamos de pensar en lo que nos ocupa ahora. Es un gran cambio.

Pasa más tiempo contigo mismo antes de tener otra relación

Y mientras te preparas para volver a exponer tu corazón puedes conocer muchas personas. Nuevos ambientes, nuevas experiencias. Que hayas sufrido en esta relación no significa que vaya a volver a ser así. Y menos ahora que aprendiste tanto. Lo mejor es que, sin comprometerte, dediques este tiempo a cultivarte personalmente. Hablamos de ejercicios y hobbies, pero hay mucho más.

Has un plan y escríbelo. Te ayudará mucho ver tu progreso, podrás quitar las metas cumplidas y felicitarte, y añadir nuevas. Escribir un diario puede ayudar mucho, así verás cómo lo importante de hoy se vuelve irrelevante mañana. Hasta podrás reírte un poco de ti mismo(a) y sentirte muy bien al hacerlo, a sentirte feliz.

¿Cómo hacer para olvidar al amor de tu vida?
5 (100%) 1 vote